Muchos recuerdan a las madres en su día en los camposantos

En el Parque Cementerio Puerta del Cielo, las familias recordaron a las difuntas en un ambiente familiar.
Ayer, se celebró en el país por segunda vez el Día de las Madres bajo escenario de la pandemia de coronavirus

Con flores y pinturas en manos para decorar las tumbas de sus progenitoras, muchos recordaron ayer a las madres que descansan en los camposantos del Gran Santo Domingo.

Pese a ser el segundo año en que se celebra el Día de las Madres bajo el escenario de pandemia, los ciudadanos acudieron a los cementerios para honrar la memoria de ese ser especial que les dio la vida, así como para rememorar momentos compartidos con esa tía, hermana, sobrina, abuela que partieron de este mundo por diversas razones.

En un recorrido hecho por elCaribe en el Parque Cementerio Puerta del Cielo, ubicado en el kilómetro 20 de la autopista Duarte, se observó a la gente ir a ese lugar desde tempranas horas del domingo para permanecer un rato al lado del sepulcro de su familiar.

Durante la mañana, se realizó una misa en memoria de las madres que reposan allí.

Con sillas, comida y hasta cantando los familiares de las difuntas compartieron durante su estancia en el referido espacio donde reposan más de cuatro mil madres, según informaciones.

Familias van al cementerio Cristo Rey

Varias familias concurrieron ayer en el cementerio de Cristo Rey durante el Día de las Madres.

Desde arreglos de flores, latas de pintura hasta con palas, se apersonaron las familias para darle mantenimiento a las tumbas de su familiar.

José Miguel expresó que fue al cementerio para pintar la tumba de su madre y su hermana que descansan en el mismo lugar.
El ciudadano dijo que aunque su madre falleció en 2014 y su hermana en 2006 siempre se mantuvo “dándole una vuelta” a su tumba sin importar que sea el día de estas.

“Este es un día especial, por eso uno siempre está aquí para visitar a la madre de uno. Siempre hay que visitar a los muertos de uno”, expresó José Miguel.

Comentó que siempre hay que visitar a los difuntos ya que se puede encontrar las tumbas profanadas si los “tígueres” se dan cuenta que la familia no pasa de vez en cuando.

La señora Crucita Moreta explicó que cada Día de las madres visita a todas las mujeres de su familia que comparten nicho en ese camposanto.

Agregó que desde hace 20 años va al cementerio con el propósito de desyerbar los alrededores de las tumbas de su madre, sobrina y tía para que luzcan cuidadas.

También declaró que echa agua y limpia con una escoba para “matar el tiempo” y que mientras les cuenta a sus familiares fallecidos todo lo que ha acontecido en su vida.

“Yo me pongo a echar agua y limpio para matar el tiempo, hasta hablo con ellas mientras lavo todo esto y les cuento todo lo que ha pasado y se siente bien porque cuando salgo de aquí y me voy siento que de verdad hablé con ellas y eso hace que uno tenga paz que me quedo con las ganas de volver y pasar más tiempo”, expuso Moreta.

Otros celebraron el Día de las Madres en la calle

Mientras unos visitaron los cementerios para celebrar el Día de las madres, otros permanecieron en los barrios para compartir con sus seres queridos la ocasión. Entre risas, anécdotas y cervezas varias madres del sector Villa Juana, Ensanche La Fe y Arroyo Hondo celebraron ese día. “Me estoy bebiendo esta cervecita para sentirme bien, para disfrutar este nuestro día. He tenido una buena experiencia como madre y padre porque saqué hacia adelante a mis tres hijos gracias a Dios”, puntualizó Mmiguelina Rosario, una moradora de Arroyo Hondo. Rosario, de 60 años de edad dijo sentirse conforme con lo que Dios le ha dado y espera seguir viviendo y disfrutando por muchos otros Días de las Madres. Añadió que la vida debe disfrutar ahora “que se está vivo”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.