Óscar Valdez echa por el piso los pronósticos; gana el cetro superpluma al noquear a su paisano Berchelt

Compartir

El boxeador mexicano Oscar Valdez, quien siempre estuvo como no favorito (en desventaja  4-1 en las ventanillas de apuestas), echó por el suelo el pronóstico general de los expertos  al despachar por nocaut fulminante en el décimo asalto a su paisano Miguel Berchelt en un  violento combate montado la madrugada de este domingo (hora de República Dominicana)  en la burbuja del hotel MGM de la ciudad de Las Vegas, Nevada y organizado por la compañía Top Rank.

En la  pelea, transmitida para América Latina por el canal SPACE de Argentina,  se disputó  el cinturón superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y que puso en riesgo Barchelt.

En los primeros dos rounds Valdez, quien tiene como entrenador a Eddy Reynoso -el mismo que trabaja para el también púgil mexicano Saúl "Canelo" Alvarez-, el ganador del pleito ejerció pleno dominio de las acciones al conectar con autoridad efectivos golpes en ganchos , jabs y rectos que iban directos al rostro del destronado titular cemebeísta de las 130 libras.

Berchelt, quien sufrió su segundo revés en 39 peleas -ha noqueado a 34 rivales-, tuvo buenos momentos  cuando logró  encajar sus certeros puños. Fue un asalto a su favor.

Sin embargo, en el cuarto round Valdez, con rapidez "pasmosa", volvió a tomar su ritmo e incluso  -con una relampagueante combinación de jab  y gancho de izquierda- tambaleó el cuerpo de Berchelet quien se vio mareado y casi se va a la lona.

Fue una delicada situación que obligó al árbitro Tony Weeks a realizar un conteo de protección (ocho segundos). Cuando Valdez iba a seguir con su ofensiva, llegó el toque de campana.

Berchelt, en los rounds seis y siete tuvo una gran recuperación. Arreció su ofensiva y hasta llegó a poner en malas condiciones a su rival llevándolo, con golpes fuertes, hacia las cuerdas

Cuando se pesaba que Berchelt, ya con un segundo aire, iba a destrozar a Valdez a quien seguía conectándole efectivos golpes con su izquierda en gancho y rectos largos,  Valdez,  con inteligencia, acudió al amarre. Cuando se veía golpeado y completamente  a la defensiva, iba  hacia el abrazo de Berchelt para frenarle su  ofensiva.

Al inicio del octavo round Barchelt, quien había tenido un séptimo asalto bastante positivo, le fue encima a Valdez...su intención era vapulearlo y noquearlo. Pegó con autoridad en los primeros dos minutos.

Pero Valdez, con una recuperación inesperada (¿?), evadió los puños de su rival...y fue él quien tomó de nuevo el control de la pelea. Berchelt, en un momento clave del combate, conectó buenos puños y su intención era volver a llevar hacia las cuerdas a Valdez. Fue otro positivo momento para Berchelt.

En el noveno round ambos púgiles se notaban cansados. Se observó a Valdez más exhausto, pero siempre acudió al abrazo cuando veía que Berchelt arreciaba su ofensiva con miras a terminar el pleito antes del límite, como había vaticinado expertos.

La pelea, desde el inicio del décimo asalto, se tornó más violenta y sangrienta. Berchelt tenía el pómulo  derecho inflamado, mientas que Valdez se notaba con menos agresividad, aunque conectando más golpes.

Valdez, iba a la defensiva, pero siempre lanzando golpes. Berchelt iba hacia él con más determinación.

En el centro  del cuadrilátero -que siempre fue donde mejor le iba al retador- el combate tomó momentos violentos.

Berchelt volvía con su ofensiva y tratando de llevar de nuevo  hacia las cuerdas a su rival, pero llegó un fatídico instante para Berchelt que fue determinante en el resulto del combate.

Ambos ambos se golpearon, pero restando un segundo para concluir el asalto, Bechelt quedó desprotegido, al dejar su cara en cómodo  blanco y Valdez le asestó un neto gancho de izquierda a que lo depositó en la lona...¡y ahí concluyó la pelea!

Con esta dramática victoria, además de capturar el cetro superpluma del CMB, Valdez mantuvo su expediente de invicto (29-0, 23 triunfos por nocaut).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir