Parqueos, en situación crítica en el Distrito Nacional

Compartir
El Centro de los Héroes es un pandemonio para encontrar un parqueo. Los carros los estacionan de forma arbitraria, sin importar la intersección que obstruyan, la línea de cebra que pisen o la acera que ocupen, destinadas para uso exclusivo de los transeúntes. La calle Héroes de Luperón, donde se encuentra Pasaportes, es un verdadero caos.
Falta de estacionamientos se agudiza en la ciudad mientras el parque vehicular se incrementa cada año

Apenas eran las 9:30 de la mañana cuando todas las calles que hacen esquina con la avenida Enrique Jiménez Moya, en el Centro de los Héroes, estaban copadas de vehículos ante la escasez de parqueos que impera en la zona.

Los carros son estacionados de forma arbitraria, sin importar la intersección que bloqueen, la línea de cebra que pisen o la acera que ocupen, destinadas para uso exclusivo de los transeúntes, pese a que esas acciones violan la Ley 63-17 sobre Movilidad, Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial.

En los lugares prohibidos para aparcar, las violaciones se agudizan diariamente.

En el Centro de los Héroes convergen múltiples instituciones del Estado, como el Congreso Nacional, Ayuntamiento del Distrito Nacional, Tribunal Superior Electoral, la Suprema Corte de Justicia, la Procuraduría General de la República, Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), el Ministerio de Trabajo y la Lotería Nacional.

Pese a que esas entidades tienen parqueos dentro de sus edificaciones, la demanda queda en evidencia en las afueras, cuando empleados, visitantes, usuarios y público en general pasan por una odisea para estacionarse en un lugar seguro y apropiado.

En un recorrido que realizó elCaribe, se observó la situación dramática que se evidencia en los frentes del Cabildo, al formarse dobles hileras de vehículos colocadas de forma paralela y que obstaculizan el libre desplazamiento de los vehículos. La situación resulta irónica, ya que esa institución es la responsable de mejorar la circulación vial y peatonal del Distrito Nacional.

Asimismo, en la entrada principal del Tribunal Superior Electoral, los carros y motores se estacionan sobre la acera del pórtico, formando largas filas que cubren toda la cuadra, entre la calle Juan de Dios Ventura Simó y Rafael Damirón.

En la Procuraduría General de la República, la escasez de parqueos se recrudece, ya que los conductores estacionan los automóviles en el parque del Centro de los Héroes, de La Feria conocido como “La entrada del mar” o “La bolita del mundo”, el cual luce descuidado e inseguro.

Zona Colonial

Otro punto de la ciudad que se distingue por la precariedad en cuanto a estacionamientos se refiere es la Zona Colonial, donde la mayoría de las calles están obstruidas por carros y motocicletas, sin importar la dirección de las vías.

Igualmente, algunos de los tramos se encuentran bloqueados por camiones de cargas.

Un ejemplo de esto es la calle José Gabriel García esquina 19 de Marzo, lugar donde vehículos de cargas pesadas se estacionan frecuentemente y embotellan las vías.

Asimismo, en la calle Las Damas, los carros privados se parquean en ambos tramos, lo que provoca que la circulación vehicular se ralentice y, en la mayoría de los casos, provocan un taponamiento mayúsculo.

En la Ciudad Colonial abundan los letreros que prohíben el estacionamiento, sin embargo, las personas hacen caso omiso, mientras algunos negocios sugieren a sus visitantes aparcar en las vías.

La Duarte

El desorden urbano que prevalece en la avenida Duarte con 27 de Febrero, París, Barahona y calles aledañas refleja que la necesidad de parqueos es cada vez mayor, tanto para los establecimientos comerciales como para la gran cantidad de clientes que frecuenta la zona.

El caos que impera por la circulación del transporte colectivo, privado, de carga de mercancías y camiones, entre otros, imposibilita la organización vehicular en la zona.

Gascue

La estrechez de las calles del sector de Gascue y la afluencia vehicular por las oficinas gubernamentales que predominan allí, hacen intransitable el desplazamiento en las avenidas Francia, México y Doctor Delgado y en las calles Doctor Báez, Uruguay, Moisés García y Santiago, entre otras. “Esta calle se pone que no cabe ni un solo mandado cuando llega la hora pico. La gente se pone a buscar parqueo y no encuentra ni en dos calles más adelante”, manifestó Carlos Sánchez, vendedor de la zona de Gascue, al referirse a la escasez de estacionamientos en la calle Uruguay, que pasa justo detrás del Palacio Nacional.

Por el lugar es común encontrar carros parqueados en sentido contrario a las vías, sobre cruces de calles, curvas, andenes, en doble fila respecto a otro, sin que les sea impuesta a los conductores, tanto públicos como privados, una sanción que impida ese tipo de acciones.

Aumento parque vehicular en RD

El total de unidades vehiculares en el país aumentó a 4, 634,876, según el último boletín del parque vehicular emitido por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) al 31 de enero del 2019.

De acuerdo con el informe, la mayor parte de esos vehículos registrados pertenecen al Distrito Nacional, con un 29.2 %, seguido de Santo Domingo con un 15.7 % y Santiago de Los Caballeros con 7.8 %.

El pasado año casi 300 mil vehículos se registraron: un 55.5 % corresponde a motocicletas, mientras que un 20.65 % a automóviles.

La Oficina Nacional de Estadística (ONE) reveló en junio de este año que en los últimos 19 años la República Dominicana incrementó su parque vehicular en un 267.87 %.

La ONE explica que en el año 2000 el país tenía 1, 182,709 y subió a 4,350,884 de unidades para el 2018. Con esos datos se brindó una panorámica general de la cantidad de vehículos que hay en la República Dominicana.

“Los registros estadísticos revelan que la mayor cantidad de vehículos registrados en el parque vehicular corresponden a los automóviles y las motocicletas, los cuales solo en el año 2018 representaron el 76.03 % del total de vehículos en el país”, informó la ONE.

Del stock de vehículos, el 55.5% son motocicletas, el 20.6% corresponde a automóviles, el 10.5% son jeeps y el 13.3% restante corresponde a vehículos de carga y autobuses, entre otros.

Multas por parqueo

La Ley 63-17 de Movilidad Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial establece que los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) serán los responsables de viabilizar, fiscalizar, supervisar, controlar y vigilar en las vías públicas las actividades sectoriales.

Estacionarse en una parada de guaguas, obstruir el paso peatonal y aparcar en una zona prohibida o en una acera, implica una multa de mil pesos.

Conforme al párrafo 1, del artículo 286, sobre el acta de infracción, el infractor tendrá un plazo de 30 días para pagar de forma voluntaria la multa o ejercer su derecho de impugnar en acta de justicia en el tiempo referido.

Mientras que de no realizar el pago, el Intrant o la Procuraduría General de la República, según sea el caso, procederá al cobro. Además, el infractor sería declarado en rebeldía, conforme a lo que establece el procedimiento común que señala la legislación.

La ley de tránsito explica que la Digesett operará bajo la dependencia de la Policía Nacional, como una dirección técnica y especializada que funcionará de acuerdo a las políticas que establezca el Ministerio de Interior y Policía de la República Dominicana y el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

La ley de tránsito detalla lugares prohibidos

La Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial detalla 23 lugares prohibidos para estacionarse. Entre ellos destaca las aceras y el paso peatonal o sobre las líneas de cebras. Asimismo, la disposición, en su artículo 141, ordena a los conductores obedecer las señales colocadas. “Nunca podrán estacionarse vehículos junto a un contén o bordillo pintado de amarillo. La violación a esta disposición será sancionada con multa equivalente de uno (1) a cinco (5) salarios mínimos del sector público centralizado y la reducción de los puntos en la licencia de conducir que determine el reglamento”.

4,634,876
En la República Dominicana el parque vehicular aumentó a 4,634, 876 unidades vehiculares. La mayoría de esos registros fueron realizados en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

283,992
Durante el año 2019, unas 283,992 unidades vehiculares nuevas fueron registradas en el país, de acuerdo a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), para el 31 de diciembre del 2019.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir