Policía de San José de Ocoa había “molido” a golpes a otro joven

Christian Manuel Aguasvivas, de 18 años, es el segundo joven en San José de Ocoa y el cuarto registrado en menos de un mes que ha sido agredido a golpes en un destacamento de la Policía Nacional.

De acuerdo a una entrevista que le hiciera el periodista Wilson Rodríguez de Telesistema a la madre de Christian Aguasvivas, este tuvo una discusión con una persona hasta el momento no identificada, por lo que posteriormente fue trasladado al destacamento de Ocoa.

“Fuimos al destacamento y lo encontramos amarrado y esposado en un motor, sentado en una silla; no tenía poloshirt y solo estaba en una bermudita. Estaba esposado y amarrado de los pies, le dieron muchos golpes, tenía muchos rasguños”, expresó Magalys Aguasvivas.

Agregó que cuando los policías se lo entregaron le dijeron que Christian Aguasvivas tenía “problemas mentales”.

“Cuando llegamos aquí a Santo Domingo, mi hijo perdió el juicio; no hablaba ni comía. Ese niño era un niño sano, querido por todos”, manifestó Magalys.

Actualmente Christian Aguasvivas se encuentra recibiendo atenciones médicas en el hospital Salvador Gautier.

 

Dos jóvenes en menos de un mes

 

Desde el mes pasado, el destacamento de San José de Ocoa ha estado en el ojo del huracán luego de que se reportara la muerte del joven José Gregorio Custodio, quien falleció por una presunta paliza ocasionada por efectivos policiales.

José Gregorio Custodio fue detenido en la calle 27 de Febrero luego de que su esposa denunciara que estaba violento luego de ingerir alcohol, pero dos días después falleció en el hospital San José minutos después de ser llevado por una unidad del 911 que lo recogió inconsciente en la cárcel preventiva de Ocoa.

El cuerpo del joven fue llevado al Instituto de Patología Forense en Azua donde se debe determinar las reales causas de su fallecimiento.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.