Precipicios urbanos y obras inconclusas abundan en el DN

Las obras inmobiliarias paralizadas, como las que se observan en la avenida George Washington esquina Máximo Gómez, son muchas en el Distrito Nacional, principalmente en la circunscripción uno, donde hay 32 construcciones abandonadas, la mayoría en fase de excavación, según los datos con que cuenta el Ayuntamiento.
Solo en la parte céntrica de la capital se identificaron 32 excavaciones abandonadas por distintas razones

Los trabajos arrancaron con grandes expectativas. La remoción de tierra en avenidas capitalinas anunciaba el inicio de ambiciosos proyectos urbanísticos.

La meta era convertirlos en imponentes torres con vocación comercial o residencial, pero en el transcurso algo falló. Los planos se engavetaron, las labores se interrumpieron y los obreros se marcharon, dejando enormes excavaciones o los primeros niveles de grises edificios construidos en zonas exclusivas del Distrito Nacional.

El motivo de la paralización es un misterio. La mayoría de los casos se manejan con discreción, aunque otros trascendieron en la opinión pública por chocar de frente con la comunidad o con las normativas urbanas establecidas.

A grandes rasgos, las causas por lo general tienen origen judicial o de liquidez, y en menor proporción figuran asuntos de herencia o de estructura, así lo hizo saber el director de Planeamiento Urbano del Ayuntamiento del Distrito Nacional, Mayobanex Suazo.

¿Pero será que algunos de estos proyectos no contaban con los permisos correspondientes?, pregunta elCaribe, a lo que el funcionario responde: “Muchas veces se tienen los permisos aprobados, sin embargo, hay una distorsión en la titularidad. Eso genera una paralización porque de repente pueden aparecer dos dueños o un conflicto de interés entre familiares y socios”.

Solo en la circunscripción 1, actualmente hay 32 construcciones en fase de excavación, abandonadas, ya sea por cuenta propia o por las autoridades. Se trata de proyectos que tienen más de dos años sin movimiento, equivalentes a 755 mil metros cuadrados.

Conforme al mapa de excavaciones abandonadas entregado por el departamento de Planeamiento Urbano a este medio, estas se concentran en los siguientes sectores: Bella Vista inicia la lista con cuatro y, si sigue el trayecto hacia El Cacique, probablemente se encontrará con otras tres obras interrumpidas.

Los desarrolladores inmobiliarios también pusieron el ojo en Gascue, Renacimiento, Los Cacicazgos, La Julia y Piantini, donde el cabildo identificó dos excavaciones abandonadas en cada uno de esos sectores. Con la misma suerte corrieron otros proyectos ubicados en el Mirador Norte, Centro de los Héroes, Miraflores, Mirador Sur, Naco y Tropical Metaldom.

Entre las construcciones que no llegaron a su término más conocidas, ya sea por los años que llevan en este estado o por lo céntrica de su locación, figuran: “El Hoyo de la Lope de Vega”, ubicado en la esquina John F. Kennedy. Actualmente una parte de este espacio forrado de vegetación fue habilitada para el aparcamiento de vehículos.

Otro espacio de inversión privada que hoy la naturaleza viste con su verdor se ubica en la concurrida avenida John F. Kennedy casi esquina Máximo Gómez, al lado del complejo comercial Sambil.

Si para llegar al parque Mirador Sur, tomas la avenida Anacaona casi esquina Luperón podrás observar los primeros niveles de un edificio a medio hacer, próximo al residencial El Progreso. Si sigues la línea, justo en la calle Hatuey, te sorprende una profunda excavación en la que las plantas silvestres ganan altura.

Actualmente, el ayuntamiento capitalino realiza los levantamientos correspondientes para determinar cuál es la realidad en las circunscripciones 2 y 3.

“La alcaldía da seguimiento a todas estas obras para motorizar y motivar a que se genere una reactivación”. explicó Mayobanex Suazo.

Sin dudas, los edificios más emblemáticos que fueron abandonados sin cumplir su objetivo se levantaron en la avenida George Washington casi esquina Máximo Gómez, ambos con vista al mar Caribe.

Tras diez años de paralización, la más joven de estas torres, Veiramar III, salió de su letargo. El mes pasado, el arquitecto Andrés Sánchez, de la firma Sánchez&Curiel, diseñadora del proyecto, reveló a elCaribe los detalles de la reanudación de los trabajos. Su misión ahora es llevar la obra de 20 pisos a 23 niveles. Se estima que estará listo en los próximos 24 a 30 meses. El proyecto cambiará su esencia de edificio residencial, como se concibió en sus inicios, a torre de uso corporativo.

Cuando el peligro acecha

En muchas ocasiones, estas construcciones inconclusas terminan siendo vandalizadas u ocupadas por indigentes que encuentran refugio en ellas. En el ámbito urbanístico, otorgan un aspecto de ruina al lugar donde se encuentren.

No obstante, al colocar vallas y muros que delimitan el terreno impactado, los responsables, en algunos casos, también encierran las aceras de uso público.

Algunas de estas obras son un peligro inminente para quienes transitan las zonas donde están enclavadas, terrenos que están expuestos a deslizamientos o derrumbes. El riesgo aumenta en período de abundantes lluvias.

Conscientes de esta realidad, las autoridades de Planeamiento Urbano del Distrito Nacional desarrollan una política mediante la que emplazan y notifican a los desarrolladores de obras, tanto en construcción como abandonadas, a los fines de que coloquen la protección necesaria.

En ese sentido, el cabildo ha enviado notificación a los responsables de más 30 construcciones en proceso de excavación a cielo abierto para que apliquen las medidas de seguridad requerida. “Nosotros notificamos a 32 empresas y propietarios de inmuebles que tienen que tomar las acciones de lugar mediante un cerramiento correcto para garantizar la seguridad ciudadana”, informó el arquitecto Suazo.

Residentes exigen respeto

En ocasiones, las planchas de aluzinc, colocadas en el terreno impactado, que por demás sirven para la colocación de vallas publicitarias, no son suficientes. El mandato es colocarlas bien y corregir los riesgos que pudieran provocar un fatal accidente, especialmente si se tratan de excavaciones.

Justo en la Hatuey esquina Tireo, un tramo de la acera entró en un progresivo deterioro, como consecuencia de deslizamiento de tierra en la obra abandonada. Los residentes y transeúntes demandan una pronta intervención.

El terreno, de 873 metros cuadrados, está en venta y muy cerca de la excavación se colocó un letrero con el siguiente llamado de atención: “Los vecinos del entorno Hatuey- Tireo exigimos respeto”. Los residentes llaman a no levantar edificaciones de más de cuatro niveles, colocar valla perimetral y protección a la colindancia, cumplir los horarios de trabajo establecidos por ley, no bloquear el acceso con vehículos pesados, la reparación inmediata de las vías y el no acceso a la obra por la calle Tireo.

En el levantamiento de información sobre las construcciones abandonadas que ponen en riesgo la seguridad de vecinos y transeúntes, el equipo técnico de la Alcaldía realiza la detección, identifica las faltas y las notifica vía al Departamento Inspección, Verificación y Control.

“De hecho, varios de ellos han estado colaborando con nosotros como es el caso de la construcción en la calle Freddy Prestol esquina Gustavo Mejía Ricart, que ya iniciaron los trabajos de retención del área que estaba en desprendimiento”, explica el responsable de esa Dirección.

La construcción en DN no se detiene

“Tan solo en el Distrito Nacional actualmente tenemos 2 millones 785 mil 874 metros cuadrados que se están construyendo de manera simultánea. En obras en plano hay 869 mil 453 metros cuadrados”, informó el director de Planeamiento Urbano del cabildo.

Según dijo, en el 2020 se vendieron 3 mil 500 unidades de viviendas en el Distrito Nacional. En ese orden, destacó que la alcaldía trabaja en el marco normativo del territorio de la ciudad capital para garantizar que no ocurran casos en los “que se apruebe una cosa y después se construya otra”.

“Estamos trabajando en virtud de lo que son las nuevas normativas, con una certificación de habitabilidad, lo que nos va a permitir a nosotros que inmediatamente la edificación esté terminada, emitir un permiso de que lo que se aprobó cumple con lo construido para darle garantía a los munícipes”, sostuvo.

Ayuntamiento

Tengan la confianza de acercarse a nosotros y plantearnos sus necesidades e inquietudes de lo que pasa en sus sectores”
Mayobanex Suazo
Director de Planeamiento Urbano del Ayuntamiento del Distrito Nacional

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.