Reino Unido rebaja el nivel de alarma al ceder la presión hospitalaria

Londres. El Gobierno británico rebajó este jueves el nivel de alarma por la pandemia de coronavirus, desde el máximo escalón de cinco hasta el cuatro, al haber cedido la presión sobre el sistema de salud.

El número de personas ingresadas con covid-19 en el Reino Unido asciende a 16.059, según los últimos datos oficiales, por debajo del pico máximo de 39.248 que se alcanzó el pasado 18 de enero, mientras que el número de ingresos diarios ha caído en un más de un 20 % en los últimos siete días.

Los consejeros médicos de las cuatro naciones británicas -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del norte- constataron en un comunicado conjunto que "gracias a los esfuerzos de los ciudadanos", están viendo "cómo las cifras descienden de manera consistente".

"El riesgo de que el NHS (sistema público de salud) y otros servicios sanitarios se vea colapsado" se ha "reducido", señalan esos expertos.

El nivel 5 de la alerta describía una situación en la que los hospitales estaban al borde de la saturación, mientras que el escalón anterior se corresponde a un escenario en el que los contagios de coronavirus son "altos" o bien "aumentan de manera exponencial".

El Gobierno comunicó hoy 9.985 nuevas infecciones y un retroceso del 15,7 % en los contagios en los últimos siete días, así como 323 fallecidos más. El número de muertes por covid-19 ha descendido un 39,4 % en una semana, según esas cifras.

En el Reino Unido se han inoculado ya 18,69 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus, mientras que 700.718 han recibido las dos inyecciones preceptivas.

El 27 % de la población y el 90 % de los mayores de 70 años han recibido una dosis de la vacuna, y el Gobierno confía cada vez más en que su estrategia de retrasar la segunda para maximizar el número de personas con cierta inmunidad es acertada.

A medida que recopila datos sobre los efectos de la campaña de vacunación, que se inició en diciembre, los expertos del Ejecutivo refuerzan su convicción de que la primera inyección ya otorga una protección alta contra infecciones sintomáticas y asintomáticas.

A pesar de la rebaja en el nivel de riesgo, los consejeros médicos británicos advierten de que los hospitales del conjunto del país se mantienen "bajo significativa presión".

"No debemos engañarnos, las tasas de transmisión, la presión hospitalaria y las muertes todavía son muy altas. A su debido tiempo, las vacunas tendrán un gran impacto (...), sin embargo, por ahora es realmente importante que todos nosotros, vacunados o no, nos mantengamos alerta", subrayaron. EFE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.