PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Apenas 5 extranjeros poseen el estatus de refugiado y solo 24 se han beneficiado con él en los últimos 10 años

Son múltiples las formas en que la solidaridad de un país es puesta a prueba. Una de ellas es si lleva a la práctica la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, aprobada en Ginebra de 1951, y el Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados de 1967.

República Dominicana es uno de los países del mundo que menos otorga a personas extranjeras la condición jurídica de refugiado. Desde el año 2012 hasta junio de 2021, el país solo ha ofrecido esta protección a 24 personas que demostraron que su integridad física corría peligro en el país de su nacionalidad.

Fueron seleccionadas a partir de 411 solicitudes presentadas al Gobierno dominicano, a través de la Dirección General de Migración, por ciudadanos de Colombia, Cuba, Guatemala, Haití, Iraq, Rusia, Siria y Venezuela.

De acuerdo con estadísticas de la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare), único órgano del país con competencia jurídica para conceder la protección internacional, los solicitantes huyeron por razones políticas, económicas, movidos por el daño que causa la delincuencia común y en menor proporción, por la religión que profesan, raza u orientación sexual.

De los 26 beneficiados, solo 5 personas conservan actualmente la condición jurídica de refugiado. Un cambio de circunstancias motivó la renuncia o cesación para el resto de los extranjeros.

Independientemente de que tengan una o dos cifras, los números de República Dominicana contrastan significativamente con lo que ocurre en otras naciones.

Son millones en el mundo

El más reciente estudio de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reveló que a finales de 2020 había 26,4 millones de refugiados desplazados por la fuerza en todo el mundo.

El país que acogió mayor número de personas refugiadas a nivel mundial fue Turquía, al recibir a casi 3,7 millones; seguido por Colombia, que recibió a más de 1,7 millones, incluyendo a personas venezolanas desplazadas. Paquistán recibió en su territorio a 1.4 millones de personas; Uganda a 1.4 millones de refugiados y Alemania a 1,2 millones.

A juicio del abogado y experto en temas migratorios, Eddy Tejeda, uno de los escollos que impide la entrega del estatuto de refugiado a un mayor número de extranjeros es la naturaleza interinstitucional del CONARE.

Encabezado el Ministerio de Relaciones Exteriores, el órgano que admite o rechaza las solicitudes de refugio, está integrado por el Ministerio de Trabajo, la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo, la Procuraduría General de la República, la Dirección General de Migración y el Departamento Nacional de Investigaciones y la Policía Nacional.

“Lo ideal es que haya un organismo responsable que pueda consultar a otras instituciones y no una comisión que, por lo general, es difícil que se reúna”, considera Tejeda.

Para el experto, el tema de los refugiados es muy importante porque “muestra la solidad humana de un país respecto a los otros pueblos”.

“En la tradición dominicana ese estatuto no es tan sencillo de obtener no solo porque requiere del consenso de una serie de instituciones, sino porque una vez el país lo otorga no puede deportar a esa persona”, indica el abogado, en alusión al artículo 33 de la convención que prohíbe la expulsión o devolución del refugiado.

Sostiene que si realmente una persona cumple con los requisitos y solicita la protección debido a que si regresa a su país la van a matar o perderá su integridad física, debe concedérsele el estatuto.

No obstante, el especialista reconoce que “es una decisión eminentemente discrecional del Estado dominicano”, aunque el país sea signatario de la convención sobre los refugiados de 1951.
Mientras tanto, más extranjeros que temen por su vida siguen tocando a la puerta de República Dominicana.

El año pasado, el país recibió 68 solicitudes de refugio que fueron presentadas por: 30 de venezolanos; 20 haitianos; 11 cubanos; 2 rusos; 2 colombianos; 1 estadounidense; 1 afgano y un ciudadano de Camerún, que confían en la posibilidad de permanecer legalmente en territorio dominicano y ejercer el derecho al trabajo remunerado.

El origen de la suspicacia de las autoridades

Detrás de la reticencia de las autoridades a otorgar la condición jurídica de refugiado hay un tema oculto: la creencia de que en el país se construiría un campamento para refugiados haitianos.
Así lo planteó Eddy Tejeda, luego de revelar que “antes no se daba el estatuto de refugiado a nadie”, al punto que en el gobierno haitiano de Jean Bertrand Aristide, muchos haitianos murieron porque fueron devueltos a su país.

“Lo que se decía en esa época era que si a una persona se le daba el estatus de refugiado, aquí iba a haber un campamento y que todos los haitianos vendrían para acá”, comentó el también catedrático universitario.

Se trata de una línea de pensamiento de un grupo de nacionalistas extremos que aún tiene vigencia y poder en la sociedad dominicana, de acuerdo con las explicaciones ofrecidas por el experto.

Sin embargo, Tejeda asegura que lo cierto es que “aquí nunca ha habido la idea de hacer un campamento de refugiados de ningún país”.

26 MM
Actualmente, hay más de 26 millones de personas refugiadas en todo el mundo que escaparon de sus países de origen.

Países
Los que provocan mayor desplazamiento internacional son: Afganistán, Venezuela, Siria, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia.

Otorgar a una persona el estatuto de refugiado es un asunto eminentemente discrecional de los Estados”
Eddy Tejeda
Experto en temas migratorios

Posted in Destacado, PaísEtiquetas
agency orquidea