Sin nuevas medidas, médicos militares ayudarán en labores

El país vive una quinta ola de la pandemia del coronavirus.

La baja letalidad y hospitalización que esta quinta ola del coronavirus ha provocado, ha hecho que el Gobierno no contemple, hasta ahora, adoptar nuevas medidas restrictivas ante la alta cantidad de contagios de covid-19 en territorio nacional.

Así lo informó ayer el presidente Luis Abinader, quien precisó que aunque no se prevén nuevas medidas para contrarrestar las infecciones de la enfermedad respiratoria, el Gobierno sí tiene pensado, junto al Ministerio de Defensa, activar a los médicos militares que están en servicio para integrarlos a las labores sanitarias en caso de que fuese necesario. Esto, por el ausentismo laboral que se ha incrementado en estas últimas semanas, especialmente en el personal de salud.

“Nosotros tenemos que ir viendo este balance y vamos observando. Estamos viendo con el ministro de Trabajo y también con el Gabinete de Salud, el tema laboral, especialmente en lo que tiene que ver con el ausentismo laboral y con el personal de salud. Hemos pedido también el Ministerio de Defensa en su información para que active los médicos militares que están trabajando y el personal de salud de las tres ramas de las Fuerzas Armadas para que esté en coordinación, en caso de que fuera necesario, con el Gabinete de Salud”, manifestó el mandatario en el Palacio Nacional.

El mandatario, quien participó antes de hablar con la prensa en la reunión semanal del Gabinete de Salud, afirmó que si bien es cierto que la positividad ha aumentado a un 44.23 %, dijo que también es preciso poner en contexto de que la letalidad ha bajado de un 1.02 % a un 1.0 %.

“O sea, estamos en una quinta ola, pero es una quinta ola que si bien es de mayor contagio, es de mucho menor letalidad y, también, donde una gran parte están asintomáticos y otra parte con muy leves condiciones de la enfermedad”, reconoció.

En sesión permanente

En ese sentido, el gobernante sostuvo que por ese comportamiento de la enfermedad, que ocurre por la nueva variante ómicron, es que muchos países del mundo no han tomado decisiones de confinamiento y que por eso siempre ha dicho que hay que aprender a vivir con la covid-19.

“Por lo tanto, nosotros continuamos con las reuniones, en sesión permanente, pero mientras tanto con ese nivel tan bajo de letalidad y con un nivel también bajo de hospitalización, todavía no tenemos ninguna medida como no la tiene ningún país del mundo. Hay otro detalle de esta nueva ola, que es también que el tiempo de positividad está entre cinco y seis días, contrario a lo que era anteriormente, que era entre quince y hasta veinte días”, precisó.

Con la aparición de la nueva cepa de covid, ómicron, los casos de infectados se han elevado en los últimos días, debido a que esta nueva variante tiene la característica de que es mucho más contagiosa, aunque menos letal. Los funcionarios del Gobierno no se han quedado exentos de esta nueva ola y ya son varios los afectados. Entre estos está el director de Alianzas Públicas Privadas, Sigmund Freund, y del Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep), Rafael Santos Badía, así como el administrador general de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (Edesur), Milton Morrison. De acuerdo a informaciones, en el Palacio Nacional también ha habido un gran rebrote de la enfermedad, donde incluso departamentos completos han dado positivo al virus que se encuentra activo en más de 11 mil personas en el país.

La evolución del covid en tres años de aparición

Este es el tercer año de la pandemia de la covid-19 que ha dado un giro al mundo. Desde la aparición del primer caso en 2019 las mutaciones del virus han sido varias, cada una con sus características. Entre ellas está la variante alpha, descubierta de Reino Unido; la beta, de Sudáfrica; gamma, de Brasil; delta, de la India y la ómicron, de varios países, que es la que actualmente está azotando con fuerza a muchas naciones por el rápido contagio de esta.

La variante ómicron ha hecho que aparezcan síntomas nuevos de la enfermedad, entre las que destacan fatiga, tos, náuseas, además de secreción y congestión nasal, comparados y a veces confundido, con un refriado común. Antes se hablaba de dolor muscular, fiebre, pérdida del gusto y el olfato, dolor de cabeza y complicaciones pulmonares, inclusive. La fatiga es el síntoma que no ha quedado nunca fuera.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.