Una víctima de esclavitud sexual por parte de militares japoneses en la II Guerra Mundial pide un juicio internacional

Compartir

Lee Yong-soo, una surcoreana que fue usada como una 'mujer de consuelo' o esclava sexual por el Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, pidió a los líderes de ambos países que resolvieran el estancamiento del caso, solicitando un juicio en la Corte Internacional de Justicia, informa AP.

La víctima de 92 años declaró este martes que espera que una sentencia del tribunal más alto de la Organización de Naciones Unidas (ONU) remedie su situación, después de que ella y otras sobrevivientes hicieran campaña, sin éxito, durante 30 años, para que el Gobierno de Japón acepte la responsabilidad legal del problema.

Lee destacó que ha quedado claro que el asunto no puede resolverse a través de conversaciones diplomáticas bilaterales o sentencias de los tribunales nacionales de Corea del Sur que han sido rechazadas repetidamente por las autoridades del país nipón.

"No estoy pidiendo dinero. (Estoy pidiendo a Japón) reconocer plenamente sus responsabilidades y ofrecer una disculpa", señaló la mujer, quien lloró durante la conferencia de prensa en Seúl. "No hay mucho tiempo. Mi último deseo es que el presidente, nuestro Gobierno, busque un juicio por el derecho internacional para que tenga algo que decir cuando muera y conozca a otras sobrevivientes", agregó Lee.

Asimismo, en su discurso, la surcoreana se dirigió al primer ministro japonés, Yoshihide Suga. "Hagamos esto juntos. Vamos a ir a la corte internacional y resolver este problema de una manera correcta de una vez por todas, para que los pueblos de ambos países puedan tratarse como amigos de nuevo. No hay razón para que vivamos como enemigos", concluyó.

Las tensiones entre ambas naciones por el tema de la esclavitud sexual volvieron a estallar el mes pasado cuando un tribunal surcoreano dictaminó que el Gobierno japonés debía entregar 100 millones de wones (90.000 dólares) a cada una de las 12 víctimas sobrevivientes que presentaron demandas en 2013 por su sufrimiento durante la guerra.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, calificó la decisión judicial como un "hecho anormal absolutamente impensable bajo el derecho internacional y las relaciones bilaterales" y acusó a Seúl de deteriorar los lazos entre las naciones.

Japón insiste en que todas las cuestiones de compensación de la guerra se resolvieron en virtud de un tratado de 1965 que normalizaba las relaciones con Corea del Sur, en el que Tokio proporcionó 500 millones de dólares en asistencia económica a Seúl.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir