ESCUCHA ESTA NOTICIA

Los festivales de música son mucho más que simples eventos; son celebraciones globales que capturan la diversidad cultural y la innovación artística del mundo. Estos festivales no solo ofrecen un espacio para que los artistas muestren su talento ante audiencias internacionales, sino que también crean momentos de conexión y comunidad entre los aficionados.

En este escenario vibrante, donde cada actuación puede convertirse en una pieza histórica, la figura del fotógrafo adquiere un papel crucial. Carlos Velasco, conocido profesionalmente como «Carli No Limits», es un destacado ejemplo de cómo un fotógrafo puede inmortalizar estos eventos icónicos. Su lente no solo captura la acción en el escenario, sino que también encapsula la emoción y el espíritu del festival, haciendo que cada imagen sea un testimonio perdurable de estos encuentros memorables.

Nacido en Venezuela, Carli se mudó a Argentina en 2014 con el objetivo de desarrollar su carrera artística, especialmente en el ámbito de la fotografía, una pasión que comenzó a cultivar en 2013. Desde entonces, su excepcional talento con la cámara le ha abierto muchas puertas, permitiéndole colaborar con reconocidos medios musicales como Rocktambulos, Sunray Magazine, Rockwheels y Recitales Argentina.

En Argentina, país que lo adoptó y donde se ha sentido como en casa, Carli se ha convertido en ciudadano y ha consolidado una carrera de más de una década capturando la esencia de la música en vivo.

Carli se ha destacado principalmente dentro del mundo del rock y el heavy metal, habiendo fotografiado a leyendas como Judas Priest, Megadeth, Slipknot, Mercyful Fate, Green Day y Rod Stewart. Su portafolio se ha expandido continuamente gracias a su participación en festivales alrededor del mundo, como el Wacken Open Air y el Summer Breeze en Alemania, y The Metal Fest en Chile.

La lista de artistas que han pasado por su lente es impresionante y variada, incluyendo nombres como Trivium, Beartooth, Heaven Shall Burn, Anthrax, Emperor, Overkill, Exodus, Jinjer, Dropkick Murphys, Helloween, Epica, Dragonforce, Hammerfall, Within Temptation, Sepultura, Gamma Ray, In Flames, Lord of the Lost, Avantasia, Sleep Token, Vixen, Biohazard, Killswitch Engage, In Extremo, y Marty Friedman, entre muchos otros.

Sin embargo, Carli No Limits también ha ganado el respeto de profesionales de otros géneros musicales, siendo invitado a capturar con su lente el trabajo de algunos de los artistas más importantes de la música urbana en la actualidad, como Drake, Rosalía y Anuel. Su habilidad para adaptarse a diversos estilos musicales le ha permitido cubrir importantes festivales en Argentina como Lollapalooza, Primavera Sound y Masters of Rock. En estos eventos, Carli ha tenido la oportunidad de retratar a íconos como Kiss, The Cure, Deep Purple, Scorpions, Billie Eilish, Limp Bizkit, Blur, Blink-182 y Twenty One Pilots, consolidando su reputación como un fotógrafo versátil y talentoso.

Numerosos artistas y productores de espectáculos han confiado en Carli para retratar su trabajo, convirtiéndose en el fotógrafo oficial de músicos nacionales e internacionales durante su paso por Buenos Aires. Ha tenido el honor de acompañar en tarima, con su cámara, a artistas como Alain Johannes, Eagles of Death Metal, Eric Martin, La Vida Boheme, FGL, Agus Cassano, Cage the Elephant, Anderson .Paak, Cristian Castro, Adrian Barilari y muchos más.

Además de su habilidad técnica y su aguda percepción artística, Carli destaca por su capacidad para conectar emocionalmente con su sujeto y su entorno. Esta conexión se traduce en imágenes que no solo documentan un evento, sino que cuentan una historia, capturando la pasión y la energía que definen a la música en vivo.

Hoy, tras más de una década de carrera y habiéndose consolidado tanto en Argentina como en la escena internacional, Carli sigue siendo un referente en la fotografía de espectáculos. Con cada disparo, no solo captura un momento, sino que también encapsula una experiencia, dejando un legado visual que continúa inspirando tanto a aficionados como a profesionales de la fotografía.

La importancia de los fotógrafos en los festivales de música es indiscutible. En un mundo donde la inmediatez de la experiencia a menudo precede a la reflexión, estos artistas visuales nos recuerdan la belleza de detenerse y observar. Gracias a ellos, podemos acceder a momentos que, aunque pasajeros, se han hecho perdurables y significativos. Con cada disparo, fotógrafos como Carli No Limits no solo están creando arte; están escribiendo la historia, una imagen a la vez.

Carli refleja la verdadera esencia de su arte al decir: «Muchas personas me han dicho que gracias a mis fotos han inmortalizado un momento, una noche en la cual se conocieron con sus parejas o conocieron a un amigo. Eso me emociona mucho porque me hace comprender que mis fotos son algo más que un ‘click’ en una cámara, es captar una emoción y volverlo eterno».

Estas palabras resumen no solo su talento técnico, sino su capacidad para capturar la profundidad emocional de los momentos que fotografía. Así, Carli No Limits no solo documenta eventos; crea un legado visual que enriquece recuerdos, celebra historias personales y mantiene viva la magia de la música. Cada imagen que produce es un puente entre el pasado y el presente, un recordatorio potente de que, en el arte de la fotografía de conciertos, se trata no solo de ver, sino de sentir.

Posted in A & E

Más de gente

Más leídas de gente

Las Más leídas