Cuso dedicó toda su vida a sembrar amor por la música

Compartir
El maestro Cuso Cuevas falleció el domingo, a los 77 años, a causa de un infarto.

Desde pequeño hasta el último momento de su vida, la música hizo feliz al maestro Rafael Eduardo Victoria Acosta, conocido como Cuso Cuevas, figura que cimentó su valiosa carrera en la industria discográfica dominicana como músico, cantante y maestro de generaciones.

El artista falleció el pasado domingo, a la edad de 77 años (nació el 24 de octubre de 1942 en Barahona), a causa de un infarto, informó su hermano Héctor Cuevas, con quien formó la orquesta Son Borojol. Los restos mortales son expuestos en la Funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga (Santo Domingo Este) y serán sepultados en horas de la mañana de este martes.

Hasta el último momento, Cuso se mantuvo activo en los escenarios y dando sus clases habituales gratuitas en la escuela de formación musical y artística de la Asociación Nacional de Músicos, Cantantes, Bailarines, Locutores y Afines de la República Dominicana (Amucaba), institución que lamentó y hizo pública la muerte de su miembro fundador y vicepresidente de la actualdirectiva .“Su muerte, acaecida la tarde de este domingo, deja en luto a los estudiantes que hasta este sábado, 14 de diciembre, recibían las excelentes enseñanzas musicales de este gran maestro, entusiasta, colaborador, un ser humano maravilloso”, expresó la institución que preside la profesora Gladys Martínez.

Trayectoria

Cuevas nació en Barahona, producto del matrimonio de Inés Aurora Acosta y Amable Victoriá Contreras. Su primera presentación ante el público fue a los 6 años de edad con la orquesta de Leopoldo Shanlatte “El Profe”, llamada Sonora Bahoruqueña, donde se mantuvo hasta cumplir los 12 años, porque su familia lo llevó a vivir a Villa Duarte (Santo Domingo ), donde inició sus estudios en la escuela Socorro Sánchez. Su repunte profesional inició más tarde como integrante de la orquesta de La Voz Dominicana, en la que estaría durante 10 años, y luego en la Orquesta Tavito Vásquez (como güirero-cantante) y en la Orquesta Angelita, la que más tarde se llamó Orquesta Santo Domingo (cantante principal).

Su calidad musical, que transcendió fundamentalmente como bajista, lo convirtió en un referente de primera línea, lo que le permitió trabajar con Johnny Ventura, Joseíto Mateo, Luisito Martí, Félix del Rosario, La Santa Cecilia, Santiago Cerón, Wilfrido Vargas y Cuco Valoy, entre otros. Además, fue músico invitado de Richie Ray & Bobby Cruz, Andy Montañez, Tito Rojas, Gilberto Santa Rosa, Henry Fiol y Paquito Guzmán.

“Esos momentos también fueron de crecimiento. Me fui con Joseíto Mateo por un tiempo, y aprendí más porque era una persona que se preocupaba porque todo funcionara bien y uno se sintiera bien... También formé parte de la orquesta de la Policía Nacional en el 1964, donde me nombraron como cuarto tambor mayor...”, narró el pasado 10 de enero de este año en la “Entrevista 10 Momentos” de elCaribe.

Un maestro que quería restaurar el valor musical

En una entrevista “10 Momentos” de elCaribe, Cuso Cuevas reveló que en estos últimos años estaba en las aulas “buscando restaurar el valor de la música en esta sociedad”.

“Hemos llevado a cabo varios proyectos para que la nueva generación pueda mantener esos ritmos dominicanos antiguos”.

Dijo que, aunque no fue reconocido por ninguna institución, “valoro mucho cada esfuerzo que he hecho, porque lo hice por algo que me llena, porque la música corre por mis venas desde pequeño, y desde entonces supe que era lo que me hacía feliz”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir