Los Óscar de la pandemia echan el cierre a un año de cines vacíos

Union Station en Los Ángeles (EE.UU.) será el punto central de la ceremonia de entrega.
La Academia celebrará unos premios en los que prácticamente todo será diferente a lo tradicional

El año de pesadilla de los cines, con salas vacías y carteleras mustias, llega mañana a su fin simbólicamente con los Óscar, una gala absolutamente marcada en esta ocasión por la pandemia y por los duraderos y demoledores efectos del coronavirus en Hollywood.

Este domingo, la Academia de Hollywood celebrará unos Óscar en los que prácticamente todo será diferente a lo tradicional en la fiesta del cine, desde qué películas pueden ser candidatas a dónde tendrá lugar la gala.

En primer lugar, los Óscar se retrasaron dos meses por la pandemia, de manera que la temporada de premios de Hollywood ha sido mucho más larga (y agotadora) de lo normal.

Además, los Óscar han cambiado su sede habitual del Dolby Theatre por una gala con múltiples emplazamientos: Union Station en Los Ángeles (EE.UU.) será el punto central, pero también habrá conexiones con Londres, París o el todavía no inaugurado Museo de la Academia.

Con las salas vacías por el coronavirus, los Óscar adaptaron sus reglas de forma excepcional para que pudieran ser candidatas las películas que se estrenaron en “streaming”.

Esta solución de emergencia ha dejado un grupo de nominadas de gran calidad, pero también se trata de cintas menos conocidas para el gran público que en otras ocasiones y que además han dejado una muy reducida huella en la taquilla.

¿Un ejemplo? Entre las ocho películas nominadas a mejor cinta han sumado en total solo 17,6 millones de dólares (14,6 millones de euros) de recaudación en el mercado doméstico (cines de Estados Unidos y Canadá), según los datos del portal Box Office Mojo. Basta comparar esta tibia cifra agregada con la de “Nadie”, un thriller de acción con Bob Odenkirk como protagonista que, en algo más de un mes desde su estreno, se ha embolsado 19,4 millones en los cines de EE.UU. y Canadá.

La última etapa de “Nomadland”

Al margen de las innumerables peculiaridades de estos Óscar, lo que sí está claro de antemano es que Nomadland parte sin duda como la favorita para coronarse el domingo. Con seis candidaturas no es la película más nominada, ya que Mank tiene diez, pero esta extraña temporada de premios de Hollywood se ha rendido a la poética mirada a las ruinas del capitalismo que ha dirigido Chloé Zhao con Frances McDormand como protagonista.

Así, Nomadland acaricia la estatuilla a la mejor película después de arrasar en los Globos de Oro, los Bafta, la Mostra de Venecia, los premios del Sindicato de Productores (PGA) y los galardones del Sindicato de Directores (DGA).

El juicio de los 7 de Chicago, El padre, Judas y el mesías negro, Mank, Minari, Una joven prometedora y Sound of Metal serán sus rivales en la categoría reina. Chloé Zhao, la principal aspirante al Óscar a mejor dirección, ya ha hecho historia al ser la primera mujer que logra cuatro candidaturas en unos mismos Óscar (película, dirección, guion adaptado y montaje).

Si ganara el premio a la mejor dirección se convertiría en la segunda mujer en lograrlo en toda la historia tras Kathryn Bigelow por En tierra hostil (2008).

Por otro lado, McDormand podría unirse a un grupo muy selecto de actrices que se han llevado tres Óscar si obtuviera el reconocimiento a la mejor interpretación femenina por Nomadland tras sus victorias con Fargo (1996) y Tres anuncios en las afueras (2017). Solo dos actrices, Meryl Streep e Ingrid Bergman, han ganado tres Óscar mientras que la reina absoluta de la interpretación, tanto femenina como masculina, sigue siendo Katharine Hepburn, con un repóker de galardones.

El hito de McDormand no será nada sencillo, ya que la carrera por el premio a la mejor actriz está muy abierta y con
notables aspirantes como Viola Davis (La madre del blues) o Andra Day (Los Estados Unidos contra Billie Holiday).

Más decidida parece, en principio, la distinción al mejor actor, donde el desaparecido Chadwick Boseman podría llevarse un Óscar póstumo por La madre del blues. En las categorías de reparto han consolidado sus opciones en las últimas semanas Daniel Kaluuya (“Judas y el mesías negro”) y Yuh-Jung Youn (“Minari”) como mejor actor y actriz secundarios, respectivamente. Además, el fenómeno vitalista y etílico de Otra ronda (Dinamarca) parte con ventaja por el premio a la mejor cinta internacional, en tanto que Soul, de Pixar, es la favorita al Óscar a mejor cinta de animación.

“El agente topo” y el resto de bazas hispanas

La entrañable y emotiva historia de “El agente topo” tratará de darle a Chile el Óscar al mejor documental, un premio que culminaría el impresionante recorrido por todo el mundo de la cinta dirigida por Maite Alberdi.

Además, los mexicanos Jaime Baksht, Michelle Couttolenc y Carlos Cortés están nominados al mejor sonido por “Sound of Metal” mientras que el cineasta estadounidense de ascendencia panameña Shaka King será candidato a mejor película y mejor guion original por “Judas y el mesías negro”.

El premio al mejor cortometraje contará entre sus contendientes con “La habitación del correo”, un trabajo dirigido y escrito por la danesa Elvira Lind y protagonizado por su esposo, el actor guatemalteco Óscar Isaac.

Al margen de las bazas hispanas con conexiones en Latinoamérica, España también tendrá varias opciones de anotarse una estatuilla.

Sergio López-Rivera es candidato al mejor maquillaje por su trabajo en “La madre del blues” y su compatriota Santiago Colomo recibió una nominación a los mejores efectos especiales por “El magnífico Iván”.

Además, la alemana pero afincada en Madrid desde los años 80 Bina Daigeler intentará anotarse el Óscar a mejor vestuario por “Mulán”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.