PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Miles de familias se dieron cita en el estadio Olímpico el pasado sábado para ser testigos por primera vez en el país de Monster Jam, un espectáculo de intrépidos choferes a bordo de inmensos camiones, con los cuales desafiaban la llovizna, los accidentes del terreno -creados a propósito- y a veces parecía que hasta a las leyes de la física.

Monster Jam, el popular programa de televisión, está celebrando 30 años de existencia y es la primera vez que ha convertido en emociones y aplausos cada salto de sus pilotos a bordo de los camiones.

Uno de os pilotos que tomaron parte fue el chicano Armando Castro, de Whittier (California) que brilló a bordo de El Toro Loco. Miranda Cozad también brilló con Scooby Doo. La única mujer del grupo llama a su casa cada vez que va a comenzar la competencia. Esto la calma. Fanática de Fast and Furious, ama las pizzas. Se considera una persona con un gran corazón, sarcástica, auténtica, leal, trabajadora y apasionada con lo que le gusta. Su desempeño fue excelente.

El texano Tristan England, quien compite desde el 2016, tripuló el Megalodom. Confesó: “Lo ideal es mantenerse en forma para la Triple Threat Serie’s porque piloteamos tres diferentes máquinas durante cada show y necesitas estar preparado al máximo”. Probablemente su camión fue el más popular durante la tarde noche dominicana. Cada vez que salía, lo acompañaba una algarabía.

Bari Musawwir supo que quería ser conductor de trucks de Monster Jam desde que tenía seis años, después de que su madre le llevara a su primer show en el Pontiac Silver Dome en 1986. Su estilo es calculador. Intenta planear lo que quiero hacer y cuándo quiere hacerlo. La naturaleza de estos trucks de 1.500 caballos y 4.500 kilos le hace improvisar sobre la marcha. Al final intenta dejar a sus seguidores “con buen sabor de boca y que se acuerden de mí”, dice. Quedó en segundo lugar con su track Zombie.
Tony Ochs es el piloto de Dragon, quien también realizó una magnífica labor, experto en hacer ceros, valiente, es un piloto por demás que denota gran inteligencia en cómo hace las cosas.

Charlie Pauken es el más veterano de todos. Fue el Campeón Mundial de Freestyle de Monster Jam 2010! Sin embargo, Pauken no tiene prisa por reducir la velocidad. Su zona de confort es su asiento de carreras, y ganó campeonatos de gira en 2017, 2018 y 2020.

Por su parte, el ganador de la noche fue Brandon Vinson a bordo de Grave Digeer. Es intrépido, creativo y persistente. Desde que se colocó al frente en el tablero, no se cayó. Su camión saltó de forma que parecía que volaba e hizo todo tipo de piruetas.

Sin lugar a dudas, este primer acercamiento de Monster Jam a República Dominicana ha sido muy exitoso, y probablemente no sea el único. Saymon Díaz se gozó él mismo el show. “Creo que lo podemos traer nuevamente. ¿Qué tú crees?”, dijo a elCaribe.

Posted in A & E
agency orquidea

Más contenido por Alfonso Quiñones