Rusia en su laberinto: famosos a favor y en contra de Putin

Vladímir Putin con los hermanos Nikita Mijalkov y Andrei Konchalovsky.
Con las reacciones en contra de la cultura rusa, se daña a los artistas rusos y también sufre la cultura mundial

Importantes músicos rusos han sido sacados del roster de conciertos internacionales, como ya lo reflejó elCaribe días atrás, figuras como Valery Gergiev, famoso director de la Orquesta Filarmónica de Munich (de la cual acaba de ser expulsado), quien el fin de semana debió haber dirigido un concierto en el Carnegie Hall, así como el pianista Denis Matsuev de esa nacionalidad, fueron retirados de cartelera. Esto, debido al apoyo de ambos al presidente ruso Vladímir Putin.

El Festival de Cannes en su 75 edición del 17 al 28 de mayo, ha decidido excluir a las delegaciones oficiales rusas o a toda instancia vinculada al Gobierno ruso. La Bienal de Venecia ha cerrado este año el pabellón ruso.

Las medidas internacionales contra Rusia impactan la cultura rusa y del mundo entero.

Respuestas del mundo artístico ruso

Unas 10 mil personalidades de las más disímiles manifestaciones del arte y la cultura, han firmado una carta abierta, donde exigen “detener esta con Ucrania, un estado soberano e independiente, que se lleva a cabo desde 2014, y que se inicien negociaciones con ella en un pie de igualdad y respeto”. Afirman que es una tragedia lo mismo para ucranianos como para los rusos, “que implica enormes pérdidas humanas, pone en peligro la economía y la seguridad, y llevará a nuestro país al completo aislamiento internacional. Al mismo tiempo, no tiene ningún sentido: cualquier imposición de la paz mediante la violencia es absurda.
El pretexto bajo el cual se llevó a cabo el despliegue de la “operación especial” fue enteramente construido por representantes de las autoridades rusas, y nos oponemos a esta guerra que se libra en nuestro nombre”.

“La mayor escalada de la guerra tendrá consecuencias irreparables para los trabajadores de las artes y la cultura. Esto nos quitará nuestras últimas oportunidades de trabajar plenamente, hablar, crear proyectos, popularizar y desarrollar la cultura, y quitarnos el futuro. Todo lo que se ha hecho culturalmente en los últimos 30 años está ahora en riesgo: todos los lazos internacionales se romperán, las instituciones culturales privadas o estatales quedarán suspendidas, las asociaciones con otros países se suspenderán. Todo esto destruirá la ya frágil economía de la cultura rusa y reducirá significativamente su importancia tanto para la sociedad rusa como para la comunidad internacional en su conjunto. Será casi imposible participar en la cultura y el arte en tales condiciones”.

Expresan su solidaridad con el pueblo de Ucrania “y decimos resueltamente “¡NO A LA GUERRA!”. Exigimos el cese inmediato de todas las hostilidades, la retirada de las tropas rusas del territorio de Ucrania y la celebración de conversaciones de paz”, dice la misiva.

Por otra parte el aislamiento cultural y las represiones contra quien ose levantar la voz en contra de la invasión colonialista rusa, están a la orden de día. Dos figuras de primer orden de la literatura rusa que han sido contactadas por elCaribe han preferido no opinar por miedo a represalias de Putin contra ellas.

En cambio el director de orquesta sinfónica Semión Bychkov, radicado ahora en Praga canceló sus presentaciones del próximo junio con la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil de Rusia en la mítica Sala de Conciertos Chaikovsky de Moscú. Mientras que el director de la Filarmónica de Berlín, el ruso Kiril Petrenko deploró la invasión a Ucrania.

Putin y V. Gergiev, expulsado de la Filarmónica de Múnich.

La artillería de Putin

El intelectual ruso Alexander Semionov quien ha dado la voz de alerta acerca de los batallones de artillería intelectual que han venido preparándose durante los últimos 20 años, cita una larga la lista de confidentes que incluye deportistas , artistas, científicos e intelectuales.

“Ahora por todos lados escuchas preguntas similares, cuya esencia es: ¿cómo sucedió que llegamos a tal abismo?”.

“Mi respuesta: fue un esfuerzo colectivo. ¿No te gustó el humor de retrete de Putin? Sin embargo Putin tiene muchas caras. Tiene más cabezas que un dragón”. Y menciona, además de Gergiev y Matsuev, al violista Yuri Bashmet, al director de orquesta Yuri Temirkanov, el bailarín Nikolai Tsiskaridze, la pianista Ekaterina Mechetina, el saxofonista y jazzista Igor Butman, quien ha visitado República Dominicana, el coreógrafo Boris Eifman, la bailarina Svetlana Zajarova, el productor de cine Mijail Kusnirovich, el director del Museo Hermitage de San Petersburgo Mijail Piotrovsky, el actor Vladimir Urin, entre muchos otros.

Nikita Mijalkov y Andrei Konchalovsky apoyan a Putin
Dos de las figuras más conocidas del cine ruso, los hermanos Nikita Mijalkov, actor y director, quien preside el Festival de Cine de Moscú y su hermano Andrei Mijalkov-Konchalovsky, quien ha tenido una carrera más internacional, respaldan a Putin, según el informe de Alexander Semionov.

En su columna de Sever. Real (“El Norte. Verdades”), Semionov abunda “El mundo del cine y el teatro también contribuyó diligentemente al avance de Rusia hacia este abismo sangriento”. La lista la encabeza el destacado director de cine Alexander Kalyagin, el gran actor Yuri Solomin, el director teatral y dramaturgo Valery Fokin, los actores Alexander Baluev, Sergey Bezrukov, Lidia Velezheva. Vladimir Mashkov, el productor de cine Fyodor Bondarchuk, el actor y director de cine Mijail Porechenkov, el actor y productor Alexei Guskov, el famoso actor y cantante Mijail Boyarsky, se convirtieron en los confidentes de Putin en el quinto año de la guerra en el Donbass, el director de cine Vladimir Jotinenko, el actor Evgeny Knyazev, el productor Eduard Boyakov, los destacados cineastas Karen Shajnazarov, Yuri Kara y Jahongir Fayziev..

“Algunos de los que están vivos lograron hablar después del comienzo de una gran guerra con Ucrania. La excitación gozosa no los deja”, ironiza.

“Putin puede tener la voz de Lev Leshchenko, la nariz de MiJail Galustyan y los ojos de Yulia Checherina. Ellos también son sus confidentes”. Y menciona una lista de músicos y compositores. “Esta hidra tiene muchas cabezas: exploradores polares, domadores de circo, escritores, cosmonautas, diseñadores de moda, presentadores de televisión, comop el icónico Alexander Maslyakov, el cosmonauta Sergey Krikalev, el compositor Boris Korchevnikov, la periodista Yana Churikova, el pintor Alexander Shilov, el empresario Dmitry Shparo, el diseñador de modas Valentin Yudashkin”, entre otros.

Finalmente recuerda de la anexión de Crimea del 2014, y una carta de “Figuras culturales rusas: en apoyo de la posición del presidente sobre Ucrania y Crimea” firmada por más de 500 personalidades.

Sobre sus conciencias pesa también la muerte de civiles, entre ellos niños, por la invasión rusa a Ucrania; que siempre tendrá un significado importante de pérdida para la cultura dominada, si es que lo llega a ser.

Reacciones
"La mayor escalada de la guerra tendrá consecuencias irreparables para los trabajadores de las artes y la cultura."
Carta abierta
Mas de 10,000 firmas
"La cultura debe usarse para construir puentes, especialmente cuando y donde la diplomacia ha fallado
Olia Temnikova
Galerista Rusa en Estonia

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.