El Museo del Hombre Dominicano se mantuvo inactivo cuatro años, desde que Danilo Medina lo cerró junto a los otros de la Plaza de la Cultura, para restaurarlos.

El Museo del Hombre Dominicano al fin fue reabierto, el miércoles, con un corte de cinta, realizado por el presidente Luis Abinader.

Formalmente fueron inauguradas la exposición “Cemíes, duhos y rituales aborígenes” y la Biblioteca José Antonio Caro Álvarez.

Manuel García Arévalo, que encabeza el voluntariado del museo y Patricia Reid Baquero guiaron al presidente por el interior del edificio.

Luis Abinader fue acompañado en la inauguración por la ministra de Cultura, Milagros Germán; el director general de Museos, Carlos Andújar; el director del Museo del Hombre Dominicano, Manuel Vargas Payano; funcionarios del Gobierno e invitados especiales.

¿Y el costo total?

En su intervención, la ministra informó que la inversión para rehabilitar el Museo del Hombre Dominicano alcanzó los RD$23,295,013.00 de los sectores tanto público como privado.

Agradeció al presidente el respaldo. “El Ministerio de Cultura está invirtiendo en el mejoramiento de sus infraestructuras la suma de RD$391 millones de pesos en 31 recintos culturales, distribuidos en intervenciones de distinto tipo”.

Sin embargo esos 23 millones son solamente lo que ha costado el mobiliario para la museografía, pero no es el costo total de la obra con restauración y todo.

Se hace imprescindible transparentar lo gastado en su restauración total.

Dicho sea, muchos habían puesto sus esperanzas en que -ya que se tardaba tanto la reinauguración del Museo del Hombre Dominicano-, cuando fuese se inaugurara exponiendo el cemí de algodón que se había perdido y que ha sido localizado en Italia hace unos años.

Un cemí perdido, encontrado y solicitado

Bernardo Vega es quien habría localizado hace unos años el cemí taíno que habitó la isla Española entre los siglos XV y XVI. El ejemplar se encuentra en el Museo de Antropología y Etnografía de la Universidad de Turín, en Italia, institución a la que se le reclama su devolución.

En 2011 el entonces ministro de Cultura José Rafael Lantigua y el poeta José Mármol, pudieron ver el comí taíno, gracias a las gestiones realizadas por el editor y promotor italiano de la literatura y la cultura dominicanas, Danilo Manera.

Según un artículo publicado por José Rafael Sosa el 28 de enero del 2021, Manera indica que un manuscrito describe el descubrimiento del zemí (o cemí) y su compra en 1882 por el Almirante Giovan Battista Cambiaso, quien lo habría llevado a su casa en Santo Domingo, y posteriormente lo llevó a su natal Génova.

Por lo tanto según indica Manera no fue robado. «Ha sido conservado profesionalmente (y los Cambiaso pensaron en esto cuando lo trasladaron a Italia), que sobre esta pieza hay muchos estudios dominicanos e italianos, que estamos intentando que viaje a República Dominicana desde hace años”. 

El 15 de abril de 2013 la Camára de Diputados aprobó una resolución en la que se solicitó al entonces presidente de la República instruir a los ministros de Cultura y de Relaciones Exteriores a que gestionaran su devolución al país.

El cemí que espera ser devuelto a República Dominicana (F.E.)

En el documento se describe que el ídolo tiene “75 centímetros de altura y su cabeza es un cráneo humano de 28 centímetros que deja ver la dentadura a través de su boca abierta y tiene la curiosidad de estar elaborado con algodón”.

Bernardo Vega habría escrito en un libro de mano de una exposición del 2011 que en 1892 el pintor Rudolf Cronau dibujó y describió el zemí (o cemí), mencionando su hallazgo en una gruta cerca de Maniel, al norte de San Cristóbal. 

El poeta Tony Raful en su calidad de embajador dominicano en Italia, hizo gestiones para traer en este verano que ha terminado el cemí. Pero eso no ha ocurrido.

A la izq. del cemí Danilo Manera, a la derecha, Tony Raful, entre otras personalidades (F.E.)

El museo y su labor científica

Vargas Payano, director del museo fundado en 1973, manifestó que este es un “centro de investigación permanente de datos antropológicos y costumbres de las etnias precolombinas, al igual que de las diferentes manifestaciones de la cultura dominicana”.

Según especialistas, la pieza más importante del centro es un ídolo taíno conocido como El dios perro, elaborado con madera de guayacán, que arriba tiene un plato para el rito mágico-religioso de la cohoba.

A partir de ahora, y teniendo en cuenta el interés en desarrollar las industrias culturales, vale la pena promover debidamente este museo rescatado de la inactividad, para que los turistas que visitan el país puedan conocerlo y aprender de la cultura dominicana.

Con el Museo del Hombre Dominicano en funciones y otros, el Ministerio de Cultura tiene una maravillosa fuente de entrada de divisas al país.

Cemíes, duhos y rituales aborígenes

La exposición temporal titulada “Cemíes, duhos y rituales aborígenes” exhibe piezas originales elaboradas por los taínos, las cuales forman parte de la colección de arqueología de este museo.

La muestra permanecerá abierta al público desde el 13 de octubre, en horario de 10:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, de martes a domingo, hasta finales del año 2023.

El museo laborará con diversas salas expositivas, y alberga la mayor colección de objetos y reliquias del pueblo taíno de todo el Caribe, especialmente de la isla La Española.

Posted in Cultura, GenteEtiquetas

Más de gente

Más leídas de gente

Las Más leídas