Edmundo Martínez Howley

Edmundo Martínez Howley fue muerto justamente nueve meses después del asesinato de su Hermano, el periodista Luis Orlando Martínez Howley.

A propósito de que el próximo día 21 se cumple un año más del natalicio del sacerdote y maestro Edmundo Martínez Howley, hermano del periodista asesinado Orlando Martínez, la Zona Retro de esta semana estará haciendo un recuento de su vida y trágico deceso.

Edmundo Martínez Howley nació el 21 de diciembre de 1938 en las Matas de Farfán, San Juan, inicio sus estudios en la escuela Damián Ortiz en su natal San Juan, luego pasó al colegio de La Salle donde concluyó el bachillerato. Ya concluido el bachillerato. Sus hermanos eran Tucídides Martínez Howley, Sergio Augusto Martínez Howley y Luis Orlando Martínez Howley, este último asesinado de varios disparos.

Asesinato de su hermano

El 17 de marzo del 1975, el periodista Luis Orlando Martínez Howley, hermano de Edmundo, fue asesinado a sangre fría por miembros de las fuerzas armadas mientras se desplazaba en su vehículo por una de las calles de la ciudad.
Orlando Martínez, quien era articulista del periódico El Nacional y director ejecutivo de la desaparecida revista “Ahora”, fue interceptado por tres vehículos cuando transitaba por la calle José Contreras casi esquina Cristóbal de Llerena, en la zona universitaria. Se cree que el asesinato de Martínez se debió a un artículo publicado en la revista “Ahora” titulado “¿Por qué no, doctor Balaguer?”. A continuación un fragmento del artículo:

Señor Presidente de la República, ya que usted impide que un artista del prestigio y la calidad moral de Silvano Lora viva en su Patria, ya que dejar en el extranjero a dominicanos le produce placer o ganancias politiqueras, me voy a permitir hacerles algunas recomendaciones.

¿Por qué no manda al exilio a los que reciben comisiones para negociar contratos que entregan nuestras riquezas a las compañías multinacionales? ¿Por qué no instala en un barco a los latifundistas, a los que están negados a que este país salga del subdesarrollo y de la situación de miseria colectiva que lo acompaña?

¿Por qué no entra en ese mismo barco a quienes en la ciudad son el soporte ideológico de esos terratenientes? Y también a quienes son el sostén armado, los que dan palos, apresan y torturan campesinos que luchan por sus derechos. Como Usted es enllave de los norteamericanos, ¿por qué no le solicita un portaaviones para enviar al lugar que fuese a los numerosos calieses que viven del trabajo del pueblo?
¿Por qué, tómelo en cuenta, no deposita en un cómodo asiento de primera a los funcionarios irresponsables que se las dan de Fouché contemporáneos y a la hora de la responsabilidad no dan la cara?

Y mi recomendación final: Si es inevitable que esta situación continúe, si es imposible evitar actos indignantes y miserables como el que presencié el domingo en el aeropuerto, ¿por qué, doctor Balaguer, no se decide Usted a subirse en el avión o el barco y desaparece definitivamente de este país junto a todos los anteriormente mencionados?

Trágico desenlace

Edmundo luego del asesinato de su hermano se dedicó a investigar más a fondo acerca el horrible hecho. Durante meses se mantuvo cuestionando al gobierno sobre el homicidio del periodista, publicando artículos en el periódico El Nacional, a través de la radio y la televisión.

Edmundo quien era licenciado en sociología, por sus fuertes críticas al gobierno a tan solo nueve después del asesinato de su hermano fue dado de baja por ex miembros del Ejercito Dominicano que penetraron al interior de su vivienda.

De acuerdo con la declaración escrita de la jefatura policial de ese momento, Edmundo Martínez Howley fue muerto en la madrugada del miércoles 17 de diciembre del 1975, justamente al cumplirse nueve meses del crimen contra su hermano Orlando. Al momento de su muerto Edmundo se encontraba dentro de su casa situada en la autopista 30 de mayo.

Según las investigaciones, Martínez Howley fue muerto de un balazo en el oído derecho y fuertes golpes en la cabeza que le provocaron el hundimiento de una parte del lóbulo frontal. También presentaba laceraciones en la muñeca izquierda y la nariz, al igual que heridas abiertas en las regiones superciliares derecha e izquierda. El cadáver del joven sociólogo fue encontrado boca abajo en el pasillo de la vivienda entre dos habitaciones y justo frente al baño, según la policía. Junto al cadáver fue hallado un revolver marca Smith and Wesson, calibre 38, con cinco capsulas disparadas, el revolver pertenecía a Martínez Howley pero se desconocía su procedencia.

Por el hecho la Policía perseguía dos sospechosos, un militar desertor de quien se omitía el nombre y el señor Julio Ubaldo Calzada Presa, quien supuestamente fungía como vigilante del edificio de apartamentos de la urbanización Vista Mar.

En su honor

En honor a Edmundo el Ayuntamiento de Santo Domingo decidió distinguirlo designando con su nombre la antigua calle 6 de Mata Hambre, orientada de Este a oeste “como homenaje póstumo de reconocimiento a tan distinguido hombre público”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.