Francia: un ejemplo de cómo los valores y la educación conducen por el camino correcto

Katerin Quezada Cordero junto a su madre-abuela Francisca Rodríguez Pina, mejor conocida como Francia.
La honestidad, la responsabilidad y la disciplina, le han servido a Francia como herramienta en la crianza

De tez trigueña y contextura robusta, lo que no posee en bienes materiales, lo tiene bien sobrado en valores morales.

Con un fuerte compromiso consigo misma, Francisca Antonia Rodríguez Pina, mejor conocida como Francia, es oriunda de San Juan de la Maguana, de sus 60 y tantos años, más de 40 los ha dedicado a servir a dos familias de la sociedad dominicana, hogares donde se ha sabido ganar el respeto y el cariño, a tal punto de ser considerada un miembro de la familia.

Y es que la vida de Francia, no obstante carecer de una formación académica, ha estado siempre orientada y regulada por la honestidad, la responsabilidad, la disciplina, herramientas que le han servido, como madre soltera, a criar ejemplarmente a sus dos hijos y a orientar a sus nietos con la mejor de las herramientas: el ejemplo. Si ha habido alguna clave, es esa, el ejemplo.

Francia constituye un ejemplo de cómo los valores y la educación son el camino para ascender en la escalera social, más no en el robo ni en el tráfico de drogas. Hay que quitarse el sombrero ante Francia por ser una orientadora, madre-abuela, sin par.

El país necesita muchas mujeres como ella. Y en este su rol de madre y abuela, destacamos la crianza que tuvo con su nieta Katherin Elizabeth Quezada Cordero, quien comparte con el Caribe, de cara al día de las madres, lo que ha sido para ella haber sido criada por Francia. Cabe decir que Katherine es toda una profesional con un espacio bien ganado en la empresa donde se desenvuelve y todo gracias a su abuela, quien ha sido su motor para alcanzar sus sueños los que hoy son ya realidad.

¿Cómo describes a tu abuela en su rol de madre?
Mi abuela ha sido como una madre para mí, una figura materna desde mi niñez. Fui criada por ella desde muy pequeña, pues, mis padres han vivido en el exterior desde hace muchos años, quedándome así con mi abuela paterna. La he visto a ella como una madre, ya que siempre se ha preocupado por mí y lo sigue haciendo actualmente. Está ahí en cada momento que la necesito, brindándome todo su amor incondicional, ejerciendo ese rol de una madre al acompañarme a las actividades del colegio, de la escuela de arte, en cada presentación o actividad, en graduaciones ha estado presente para mostrarme su apoyo y a la vez enorgullecerse de todo lo que he podido alcanzar gracias a su apoyo y motivación, que es lo que mucha veces nos hace falta a los jóvenes, tener a ese alguien que esté presente en cada momento para que nos motive y nos anime a seguir hacia delante y alcanzar aquellas metas que queremos lograr.

Significado de tu abuela en tu desarrollo
Ha significado mucho para mí, pues ella ha sido sinónimo de cariño, comprensión, amor, sustento y ha sido la más consentidora dándome todo lo que ha podido. A través de ella tengo el mejor ejemplo a seguir de lo que es una mujer trabajadora, organizada, dedicada, honesta y responsable. Gracias a ella soy la mujer que soy hoy en día, una profesional con una licenciatura en Administración Turística y Hotelera, pues ella, ha sido el motor que me ha empujado a seguir todos mis sueños y a creer en mí misma, a pesar de las dificultades que siempre se atraviesan en el camino, dándome esa fe y fortaleza en momentos de debilidades y enseñándome valores que me ha inculcado desde muy pequeña. Espero en un futuro ser una madre ejemplar como lo ha sido ella para mí.

Si te pidieran describirla…
Lo es todo. Desde que era pequeña, ella fue mi doctora, enfermera, psicóloga y maestra de la vida, enseñándome el camino del bien, el amor de Dios y el amor hacia el prójimo, estando presente en los buenos y malos momentos. Agradezco a Dios por todo eso, porque me ha tocado la mejor, una mujer con una alegría contagiosa y muy carismática, quien lo ha dado todo por sus hijos, como madre soltera que ha sido, fuerte e independiente luchadora para que en su hogar nunca falte nada.
No existen palabras para describir lo gran agradecida que estoy de ella.

Madre-abuela
Francia crió a su nieta Katherin Quezada Cordero, quien hoy tiene una licenciatura en Administración Turística y Hotelera.

Apoyo
Para Katherin su madre-abuela ha sido el motor que la ha empujado a seguir todos sus sueños y a creer en sí misma.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.