PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Orlando, Florida, anualmente recibe 75 millones de visitantes para disfrutar de sus atracciones

Tres horas y treinta nueve minutos fueron los destinados a volar entre las nubes desde Santo Domingo, República Dominicana, hasta el territorio americano Orlando, Florida. Días de cielos despejados, intenso calor y el ánimo en alto para iniciar los descubrimientos.

En el alojamiento escogido fuimos recibidos por Sunny y Voss Patel, quienes se esmeraron por hacernos sentir en casa. Además, nos encontramos con una pareja de esposos dominicanos que trabajan allí: Ivette Rodríguez y Ángel Núñez, con quienes se complementaron los días entre la práctica del inglés y el español, y de los que pude apreciar que son seres amables, de empuje y de trabajo.

La ubicación del hotel facilitó los traslados, no fue necesario alquilar un carro, pues ir a los sitios fue cuestión de usar los mapas y atreverse a andar.

Ten en cuenta que si tomas un Uber, la cuota mínima de pago es de 8 dólares y la máxima de 30; en Lynx “fixed route” se pagaban 2 dólares por cada viaje y había una ruta llamada I Ride Trolley que ofrecía la opción de comprar paquetes de 1 a 7 días, a 12 dólares por persona, que incluía subir al transporte de manera ilimitada por la conocida avenida International Drive, entre las 8:00 de la mañana hasta las 10:30 de la noche.

La exploración inicial nos llevó a conocer a Icon Park, un lugar en el que puedes montar en una rueda o The Wheel que te lleva a 400 pies de altura y donde hay una vista genial hacia la ciudad; así como Worderworks o la casa al revés y a Ripley´s Believe or Not!

Listos y en forma esperamos el día para ir a dos de los parques de Universal Orlando Resort: uno de ellos, el Universal Studios Florida; y el otro, Islands of Adventure. En esta ocasión, cada adulto podía acceder durante dos días, de parque a parque, por 321.99 dólares, más impuestos.

No importa la edad, allí es posible conectar con personajes de la infancia como ET, la ciudad de Springfield de Los Simpson o más recientes como los Minions, en el primer parque.

Uno de los espectáculos que catalogo dentro de mis favoritos fue la puesta en escena de Bourne Stuntacular, una mezcla de artistas en acción haciendo acrobacias, unido esto a un buen guion, la tecnología de la pantalla 360 y efectos especiales.

Personas caminaban para entrar a uno de los mundos de Harry Potter, The Wizarding World-Diagon Alley, donde se encuentran montañas rusas y atracciones combinadas con movimientos e ilusiones en tercera dimensión.

En las áreas recreadas con el tema de Harry Potter, la sensación era como si estuvieras por las calles de Londres, observando dragones que están al tope de un edificio antiguo botando fuego. Otros juegos fueron Transformers y Fast & Furious, los cuales te hacen imaginar en medio de una destrucción de la ciudad y sentir que eres salvado por robots.

En el territorio de Islands of Adventure tuvimos la oportunidad de subir a los juegos de Spiderman y Hulk, y experimentar la montaña rusa de Hagrid´s Magical Creatures Motorbike Adventure, con una milla de longitud para recorrer una zona misteriosa y disfrutar de siete lanzamientos e incontable cantidad de curvas a alta velocidad.

Además, en el área jurásica se encuentran King Kong y Jurassic Park River Adventure, entre otros; solo confesaré que no subí a la Jurassic World Velocicoaster, ya que se asciende a 47 metros de altura y la velocidad que se adquiere en segundos es de 112 kilómetros por hora.

Abordamos el tren Hogwarts Express recreado en las películas de Harry Potter para ir de un parque a otro. Cuando estás en el recorrido observas unas siluetas que parecen fantasmas, un paisaje oscuro y efectos a través de la ventana.

Finalizados los tiempos de adrenalina pura llegó el momento de visitar el Hard Rock Café de Orlando, según me explicaron el más grande del mundo, en el cual se pueden apreciar colecciones del rock and roll de figuras como Elvis Presley, The Beatles, John Lennon, etc.

También está Disney Springs, un área al aire libre y gratis a la que puedes acceder. Cuenta con unas 100 tiendas, más de 60 restaurantes y opciones de entretenimiento como la carpa del Cirque du Soleil; subir al Aérophile – globo de helio o entrar al restaurante Planet Hollywood. El Skyliner o teleférico es una actividad que no puedes perderte, es gratuita, y permite al visitante moverse por el complejo de Walt Disney World mientras observa y camina por parques, puentes y conexiones entre los hoteles.

La visita a Orlando rememoró personajes y días de mi infancia, me hizo comprender porqué dicen que es un lugar mágico; aparte de que es considerado como el destino turístico de primer nivel en Florida, ya que anualmente 75 millones de visitantes de todo el mundo son recibidos en este lugar.

Posted in Estilo
agency orquidea

Más contenido por Milena Herazo