Textiles biodegradables y reutilización de materiales: la sustentabilidad llegó a los productos esenciales

Ropa interior, bicicletas, anteojos, colchonetas para hacer ejercicio y cosmética son algunos productos que emprendedores argentinos decidieron fabricar en versión ecológica. En diálogo con Infobae cuentan cómo es el proceso

La sustentabilidad está de moda. Cada día hay más emprendimientos y marcas que apoyan al movimiento ecológico y lanzan nuevas líneas 100% libres de productos de un solo uso. Desde indumentaria y cosmética hasta juguetes y colchonetas deportivas, todos los rubros y sectores apuestan a un mundo mejor.

Con tal motivo, Infobae dialogó con los fundadores y creadores de algunos novedosos proyectos de fabricación, quienes fabrican sus productos tradicionales, pero con materiales que ayudan al medioambiente, ya que los elaboran en su versión ecológica. Estas son sus historias:

La historia de Bond (vínculo en inglés) Eyewear empieza en 2017 viendo botellas cubiertas de barro en la orilla de las costas del Río de la Plata. Un lugar tan lindo con un contraste tan fuerte. “Lunes, martes, miércoles, todos los días lo mismo. Cada vez más plástico acumulándose. Ahí fue cuando dije “cómo le abro los ojos a las personas de lo que está pasando acá. Algo hay que hacer con todo este plástico”, y ese fue el puntapié inicial, dijo Malcolm Rendle, quien apostó a cambiar de paradigma y poner a la venta productos sustentable.

Cuenta que eligió hacer este proyecto de gafas con el reciclado de botellas con un solo propósito, “dar un mensaje a la gente, para que abran los ojos, vean las cosas de otra manera y así concientizar sobre esta problemática”.

¿Cómo lo hacen? Desde que levantan las botellas que flotan en el río hasta que se convierten en gafas, el material pasa por una serie de procesos. “En primer lugar se hace la separación por tipo de color, luego se compacta y enfarda para facilitar su manipulación. De allí, es enviado a la planta de reciclaje, donde se tritura y se lava. Luego es fundido, extrudado y pelletizado. Finalmente estos pellets son los que utilizamos para la inyección en nuestras matrices, logrando de esta forma, que una botella de litro y medio se convierta en un par de gafas. Y por supuesto, así como cuidamos el medio ambiente, también cuidamos la salud visual. Por eso todos nuestros cristales son polarizados con protección 400UV”, explica a Infobae.

Es así que con 1 botella, se hacen 1 par de anteojos. Malcolm cuenta que hoy tienen una capacidad productiva de 15.000 gafas por mes y apuntan a duplicarse para mediados del 2022.

Y como si fuera poco, como apuestan al reciclaje, lanzaron una campaña llamada “pagá con plástico”, para incentivar las prácticas de reciclaje, es decir, invitan a todas las personas a que traigan sus plásticos domiciliarios a sus tiendas físicas para que tengan la certeza de que ellos los reciclan, mostrándoles el proceso y el producto final. A su vez, quienes lleven, le dan un 2% de descuento por cada KG de plástico que para luego ser canjeado por gafas. Un detalle no menor es que los descuentos son acumulables en el tiempo, no tienen fecha de vencimiento y pueden transferirse. Eso quiere decir que al cabo de 50KG se llevan un par de gafas gratis.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.