Tradiciones que se desvanecen con el tiempo

Compartir
Las actividades emblemáticas realizadas en Navidad por los dominicanos fueron heredadas de los españoles.
Los aguinaldos y las reuniones navideñas familiares han permanecido

La Navidad es una de las épocas más felices del año. Ésta es celebrada por los países con diferentes tradiciones, las cuales le dan un toque especial que es determinado en ocasiones por la cultura o la ubicación geográfica.

Bailes, reuniones, aguinaldos, intercambios de regalos o los llamados angelitos, son algunos de los eventos que se realizan en la República Dominicana cada diciembre para disfrutar estas fiestas.

Sin embargo, a través del tiempo solo algunas de estas actividades han permanecido intactas, otras han sido cambiadas por las nuevas generaciones.

De acuerdo con el sociólogo, Roldán Mármol, las actividades emblemáticas realizadas en Navidad por los dominicanos fueron heredadas por los españoles, entre las cuales citó el nacimiento del niño Jesús, día en que los feligreses asisten a la “Misa del Gallo o de los Pastores”, celebrada cada 25 de diciembre, la cual inicia a las 12:00 de la medianoche y el recibimiento del año nuevo el 31.

Las procesiones religiosas, los baños para desechar las malas vibras y atraer la buena suerte en la economía, la salud y hasta en el amor, son las tradiciones populares de mayor fuerza en nuestra cultura.

El sociólogo Roldán Mármol.
Época de amor y unidad

La Navidad es época de amor y unidad familiar. El mes de diciembre es el más anhelado porque “La Navidad” es la excusa perfecta para reunirse con la familia, una tradición que se mantiene a través de los años. Hay quienes aún esperan esta temporada del año para reunirse con sus seres queridos y compartir los pormenores acontecidos durante todo el año, mientras que otros aún mantienen la esperanza de ser sorprendidos en horas de la madrugada con un aguinaldo navideño.

“A las arandelas”

Una de las tradiciones más antiguas que ha sido parte de las navidades dominicanas son los aguinaldos. “A las arandelas” escrita en 1908 por el poeta popular Juan Antonio Alix, cántico que refleja alegría y que invita a la unión familiar.

“El tema de los aguinaldos, todas esas celebraciones comunitarias que eran muy colectivas y generalizadas a nivel nacional ya se han quedado como algunas manifestaciones que se hacen en algunos lugares, especialmente en las congregaciones de los jóvenes en las iglesias. Los aguinaldos donde varias personas se reunían para cantar merengues típicos armonizados a ritmo de tamboras y güiras se han ido reduciendo”, explicó.

Y es que para el también cantautor, existen diversos factores que han provocado la desaparición a través con los años de esas costumbres populares. Uno de estos es el cambio de vida generado por las masivas construcciones de edificios, los cuales han aislado a las personas, disminuyendo con esto todas las actividades sociales propias de la época.

Roldán afirma que una de las principales razones por la que han permeado esas tradiciones de Navidad son los niveles de violencia y de desconfianza que actualmente vive el país.
“Las calles y avenidas lucen adornos alusivos a las fiestas pascuales. Decoración hecha con manualidades y artesanía populares“, destacó Roldán.

Cena de Nochebuena

Otra de las costumbres desvanecidas en el tiempo es el intercambio de platillos en la esperada cena de Nochebuena. Al terminar esta actividad se solía entre vecinos compartir las preparaciones entre sí como muestra de unidad y aprecio entre estos.
Uno de los platillos protagonistas es el famoso “lechón asao”para la cena de Nochebuena, que esa noche es disfrutado en una mesa adornada por uvas y manzanas, que son las frutas que caracterizan esta temporada.
Además de platillos exquisitos como son los moros de guandules con coco, lasañas, ensalada rusa y nunca puede faltar los tan criollos pasteles en hoja. Este último elaborado con víveres y rellenados con un escabeche de carnes.
Roldán afirma que aunque todavía permanece el Nacimiento del Niño Jesús, junto con María y José, también está el “angelito” o intercambio de regalos, los “juntes” con los amigos, el cañonazo de fin de año, la víspera de Año Nuevo, estas han perdido fuerza y valor.
El intercambio de regalos
El verdadero significado de la Navidad son los intercambios de regalos conocidos popularmente como “angelitos”. Esta es una de las costumbres más auténticas de estas fechas, tradición que surge con la entrega de los regalos que, según la historia, le son llevados al niño Jesús en Belén por los Reyes Magos.
El sociólogo insta a los dominicanos a no dejar morir estas festividades y a aprovechar esta para convivir más con la familia y los seres queridos.
Este año 2020 sin duda será diferente y romperá totalmente con el principal objetivo de Las navidades, las reuniones familiares. La crisis del COVID-19 impide realizar esos eventos donde los parientes se reencuentran a disfrutar de estas fiestas, mientras que, otros estarán nostálgicos por la ausencia física de algún familiar.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir