Científicos descubrieron un posible nuevo continente debajo de Islandia

Un grupo de geólogos británicos de la Universidad de Durham cree que esta nación insular nórdica no sería una isla, sino un fragmento de la antigua corteza de Pangea que podría ser más grande que Europa

A pesar de que se creía contar con el mapa más detallado de la Vía Láctea que se haya creado en la historia, al parecer no se cuenta con toda la información que querríamos acerca de la evolución geológica de nuestro propio planeta, Tierra.

¿Por qué? Científicos creen haber descubierto debajo de las aguas de las latitudes norte, que Islandia podría esconder un continente prehistórico del que no se tenía ningún registro. Aseguran que el país insular nórdico podría ser solo la punta de toda una formación rocosa masiva, que ha permanecido durante miles de años bajo las olas del Océano Atlántico.

“Existe un continente oculto justo debajo del mar”, advirtió Gillian Foulger, geóloga, académica e investigadora británica de la Universidad de Durham, que acaba de exponer junto a algunos de sus colegas su teoría en un libro editado y publicado por la Sociedad Geológica de América.

Hasta hoy, se pensaba que Islandia formaba parte de la Dorsal mesoatlántica, donde dos de las placas tectónicas de la Tierra se separan lentamente. El magma caliente del interior del planeta brota a lo largo de esta gigantesca cordillera submarina y, al enfriarse, va creando una nueva corteza terrestre, que empuja a la anterior hacia las costas continentales, donde esa corteza vuelve a hundirse en el manto. Este es el motivo por el cual es más delgada en los fondos marinos que en los continentes, pero de acuerdo al equipo investigador, Islandia sería una anomalía.

Se trata de un notable secreto geológico, alertaron, cubierto por completo por el océano que rodea al país. Esta formación geológica podría develar las últimas reminiscencias tangibles de la Pangea, el supercontinente que agrupaba todas las tierras emergidas del planeta, pero fue destruida a causa de los movimientos tectónicos hace millones de años.

Los científicos no logran explicar aún cómo pudo Islandia pudo llegar a contar con una corteza océanica acumulada tan gruesa, justo en ese punto, ya que por lo general, indicó Foulger, en los fondos oceánicos la corteza tiene normalmente entre 6 y 7 kilómetros de grosor, pero debajo de Islandia se observan hasta 40 kilómetros de profundidad.

El inusual grosor de la corteza oceánica en Islandia podría explicarse con la presencia de un ‘punto caliente’, una región inusualmente caliente del manto que lleva a una mayor actividad volcánica. Pero esta explicación no es del todo clara para Foulger, quien no está de acuerdo y propone una explicación alternativa: en realidad Islandia estaría hecha de corteza continental, y no oceánica, al igual que una extensa área de los fondos marinos que la rodean. Lo cual, según la investigadora, explicaría todas sus características extrañas. De este modo, afirma, “todo encaja, aunque aún nos preguntamos cómo es que no lo vimos antes”.

Por el momento, se decidió nombrar a este continente escondido como “Icelandia”, en referencia al país que lo corona. Foulger estima que su extensión podría ser mucho más grande que toda Europa.

En total, según el equipo de geólogos con el que trabajó Foulger, se cree que puede llegar a abarca hasta un millón de kilómetros cuadrados. De comprobarse la teoría, esto indicaría que el Pangea no se quebró por completo hacia el final de la era Paleozoica, hace unos 50 millones de años. De la misma manera, pondría en duda todo lo que se sabe sobre las formaciones de las islas volcánicas islandesas.

Existen diversas teorías en relación a la corteza oceánica de este territorio insular. Según la geóloga, quien con 68 años es profesora emérita de geofísica en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Durham, “las creencias existentes de que Islandia está construida y rodeada de corteza oceánica no están respaldadas por múltiples datos geológicos. Por ejemplo, la corteza debajo de Islandia tiene más de 40 kilómetros de espesor, lo que constituye siete veces más que la corteza oceánica normal. Este fenómeno simplemente no se puede explicar”.

De todas formas, la experta insiste en su hallazgo: hay un continente oculto justo debajo del mar islandés y según analiza, el descubrimiento podría traer una visión fresca más amplia sobre la comprensión que se tiene del planeta a nivel geológico. Foulger se aventuró a vaticinar que, incluso, podría estar pasando lo mismo en otros lugares del mundo.

El flamante territorio podría, sin embargo, conllevar conflictos legales y políticos. Los países de todo el mundo están haciendo inversiones considerables para encontrar fuentes de minerales e hidrocarburos en el subsuelo, por lo que si se confirma la existencia de de “Icelandia”, Islandia podría contar con nuevos recursos al ver ampliada su plataforma continental y territorial, aunque, los geólogos buscan que este nuevo continente sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

Islandia es un país insular nórdico que se caracteriza por su espectacular paisaje con volcanes, géiseres, termas y campos de lava. Contaba en 2019 con 356 mil habitantes y esta nación fue señalada en varias oportunidades por sus buenos resultados de gestión frente a la pandemia por COVID-19.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.