PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Santo Domingo, – Los centros de datos experimentarán una mayor regulación y supervisión de terceros en 2023, a medida que el mundo siga haciendo frente al creciente consumo de agua y energía por parte de la industria en el marco de un constante cambio climático.

El intensificado enfoque en el impacto general del centro de datos en las comunidades y el medio ambiente es una de las cinco tendencias de la industria para 2023, las cuales han sido identificadas por los expertos en centros de datos de Vertiv (NYSE: VRT), un proveedor global de soluciones de continuidad e infraestructura crítica digital. 

“La industria de centros de datos crece rápidamente a medida que más y más aplicaciones necesitan computación y almacenamiento, lo cual impulsa un rápido aumento en el consumo de agua y energía en las instalaciones de centros de datos. La industria ha comprendido que buscar agresivamente la eficiencia en el uso de energía y agua es fundamental para el éxito futuro y la supervivencia”, afirmó Giordano Albertazzi, presidente y director de operaciones para Vertiv en la región de las Américas. “Una mayor regulación es inevitable y llevará a importantes innovaciones en toda nuestra industria.

Puede que el proceso no siempre sea sencillo ni lineal, pero puede manejarse con la ayuda de socios expertos en centros de datos y las innovadoras soluciones que pueden anticiparse a los cambios y satisfacer las crecientes necesidades de aplicaciones para centros de datos”. 

Los avances en el diseño y la fabricación de chips que limitaron el consumo energético de los servidores durante la primera década y media de este milenio alcanzaron sus límites en años recientes, seguidos por un máximo en la cantidad de energía utilizada por los servidores.

En un informe reciente, titulado Silicon Heatwave: The Looming Change in Data Center Climates, el Uptime Institute citó datos de la Standard Performance Evaluation Corporation (SPEC), los cuales mostraron aumentos en el consumo energético de los servidores del 266% desde 2017. Este aumento forma parte de varias fuerzas técnicas y de mercado que impulsan el enfoque en la concienciación ambiental y la sostenibilidad en muchas de las tendencias de 2023 identificadas por los expertos de Vertiv. Estas tendencias son las siguientes: 

Los centros de datos se enfrentan a mayores regulaciones

Las crecientes presiones para satisfacer la demanda de energía y agua por parte de los consumidores han obligado a los gobiernos de todos los niveles a analizar a mayor profundidad los centros de datos y su consumo desmedido de estos recursos. Se estima que los centros de datos actualmente son los responsables de un consumo global de electricidad de hasta un 3 % y se prevé que aumentará al 4 % para 2030. En promedio, una instalación de hiperescala consume entre 20 y 50 MW al año —teóricamente, suficiente electricidad para alimentar hasta 37.000 hogares—. Los expertos de Vertiv esperan que esto dé lugar a un mayor escrutinio gubernamental en 2023.  

Esto ya está ocurriendo en algunos lugares. Dublín, Irlanda y Singapur han adoptado medidas para controlar el consumo energético de los centros de datos, y es probable que el consumo masivo de agua en los centros de datos —especialmente en áreas propensas a las sequías— dé lugar a un escrutinio similar.

De acuerdo con el Departamento de Energía de los Estados Unidos, la efectividad del uso del agua (WUE) de un centro de datos promedio que utiliza sistemas de enfriamiento evaporativo es de 1,8 L por kWh. Este tipo de centro de datos puede consumir entre 3 y 5 millones de galones de agua diariamente —similar a lo consumido por una ciudad de 30.000-50.000 habitantes—.

La industria seguirá adoptando medidas de autocontrol y moderación —incluida una mayor preferencia por los diseños de gerenciamiento térmico amigables con el ambiente—, pero el 2023 será testigo de aumentos en la supervisión reglamentaria. 

Los hiperescaladores y otros compran artículos prefabricados listos para usarse

De acuerdo con una encuesta reciente realizada por Omdia, el 99% de los operadores de centros de datos empresariales indica que los diseños de centros de datos modulares prefabricados serán parte de su estrategia futura. Es más que una tendencia; es la nueva normalidad.

En 2023, los expertos de Vertiv prevén un cambio continuo en la misma dirección entre los hiperescaladores a medida que buscan la velocidad y las eficiencias que la estandarización ofrece. 

Este es un concepto más nuevo para los principales proveedores de servicios en la nube de todo el mundo, los cuales están recurriendo a los proveedores de servicios de coubicaciones —quienes han estandarizado por años— para hacer esto una realidad. Específicamente, estos proveedores de servicios en la nube subcontratan sus nuevas construcciones a proveedores de servicios de coubicaciones para aprovechar sus conocimientos en el mercado, su repetibilidad comprobada y su velocidad de implementación.

A corto plazo, la estandarización —que incluye desde componentes modulares, como isletas y módulos de potencia y enfriamiento— se convertirán en el enfoque predeterminado no solo para la empresa, sino también para la hiperescala y el borde de la red.

Los generadores diésel se enfrentan a una competencia real

Por mucho tiempo, el generador diésel ha sido una pieza imperfecta, pero ineludible, del ecosistema de centros de datos. Representa energía almacenada que en gran parte no se utiliza y exige mantenimiento o reemplazo del combustible después de periodos de inactividad. Luego, al ser puestos en servicio, los generadores producen emisiones de carbono que los operadores tratan de evitar desesperadamente. Actualmente, algunas organizaciones ya dependen de las baterías para soportar la carga por un mayor tiempo

Posted in Ciencia y Tecnología
agency orquidea

Más contenido por El Caribe