¿De dónde?

Eliminadas “botellas”, personal supernumerario, departamentos innecesarios. El Gobierno ahora gasta mejor, se supone. De hecho, el presidente Luis Abinader señaló que dinero bien usado rinde y así, su administración en poco tiempo ha realizado obras y mejorado servicios públicos. Esa debe ser la idea, no aumentar impuestos; aunque se reconoce la necesidad gubernamental de más ingresos. Economía repunta, sí (3.3 %), pero la crisis, nacional y mundial, está lejos de terminar. Tenemos más desempleo, muchos negocios quebrados u operando al mínimo; turismo reducido ¿Gravar más a quién? Abinader, que en octubre retiró impuestos del presupuesto por el rechazo que se generó, debe seguir meditando la “reforma fiscal”; ver condiciones propicias. Evitar trillar la recesión económica, eventualmente desestabilización política-social.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.