Para mucho después

Los partidos son organizaciones vivas, llamadas a permanecer y así vemos al desacreditado PLD intentando “renovarse” bajo la pretensión de volver al poder, como toda organización política. Pero la tienen difícil en ese sentido. Apuntando ya a 2024, quizá confían en que el pueblo habrá olvidado para entonces la corrupción, retroceso democrático e institucional y más maldades de sus gestiones, y volverá a favorecerles con su voto. Tal vez apuestan a que nuestro pueblo carece de memoria histórica y pueblos que olvidan su historia tienden a repetirla. Sin embargo luce remota la posibilidad de que el PLD, ahora formalizado Danilo Medina como su caudillo, sea opción de poder para 2024. Deben apuntar un poco más a largo plazo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.