Peligroso hastío

Como la incidencia del covid-19 no ha sido tan grande en sentido general en el Caribe, nuestro país parecía ser la excepción, visto el aumento sostenido de la curva de contagio que se observó durante meses y meses. Hubo errores de gestión gubernamental, pero entendidos resaltan el factor de la pandemia coincidir en nuestro caso con año electoral. Concluido el proceso de elecciones, había que esperar tarde o temprano estabilización de la curva, como efectivamente ha sido. Ahora hemos pasado a otra etapa de la crisis sanitaria: “hartazgo pandémico”. Pero con una población hastiada, que no acata toque de queda y distanciamiento social, especialmente en fin de semana, y además venidera la Navidad, el rebrote podría ser el siguiente capítulo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.