Suecos

Compartir

El magnate sueco Ingvar Kamprad, fundador de la exitosa línea de muebles Ikea, recientemente fallecido, se distinguió por su modestia, humildad, frugalidad y austeridad (conducía autos modestos, no vestía ropa de marca, viajaba en clase turista, entre otras cosas), valores que parece no eran suyos propios, sino que están firmemente enraizados entre los suecos, uno de los pueblos más innovadores del mundo. Es norma que emprendedores no presuman de su éxito y exhiban riquezas, lo que los suecos atribuyen a una tradición llamada “Ley de Jante” que llama a no considerarse mejor que los demás y desaconseja exhibir extravagantemente éxito y riquezas, con lo que se busca un ambiente colaborativo, no competitivo y por ende sin estrés. Aprendamos de los suecos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir