Alcalde de Santiago

Distiguido señor Santana: Cada 14 de abril, habrá un especial motivo para sentirnos más que orgullosos de la gran labor informativa que despliega el maravilloso equipo que forma parte de El Caribe, un fiel y vivo ejemplo del diarismo nacional, ejercido con apego a la verdad y la ética y que, con usted a la cabeza, fortalece aún más la credibilidad con que cuentan en toda la sociedad dominicana.
73 años después de que ese gran proyecto parido por el norteamericano Stanley Ross, pasando a las manos de don Germán E. Ornes, hasta llegar a la adultez de un periodismo creíble y responsable, ha hecho de El Caribe un verdadero patrimonio del pueblo dominicano. Son ustedes una fuente inagotable de servir noticias, análisis y, sobre todo, una sólida línea editorial, siempre en defensa de las mejores causas de nuestra nación.

El Ayuntamiento y el pueblo de Santiago, celebran con orgullo este nuevo aniversario. Reciba un cálido abrazo, el cual extendemos a dos pujantes empresarios de nuestra Ciudad Corazón, que, como Félix Garcíay Manuel Estrella, han creído en el fortalecimiento de la libertad de expresión de nuestros ciudadanos. Saludamos a los ejecutivos, periodistas y a aquéllos que hacen posible la apertura diaria de esa gran ventana de luz que se ha mantenido gncendida durante más de siete décadas.
Sin otro particular al respecto.
Atentamente,
Abel Martínez
Alcalde de santiago

Buscando el final del arcoíris

Señor director: Cuando hice una búsqueda en Google de información personal, aparecieron varios sitios, pero también apareció una búsqueda relacionada de “Trabajos divertidos para la jubilación que pagan una pequeña fortuna”. Mi nombre es bastante común, así que me pregunté cómo sabía Google que estaba jubilado, que le gustaba la diversión y que le vendría bien una pequeña fortuna. Sé que los anuncios personalizados y las sugerencias son una realidad en las búsquedas y en muchas páginas, pero me pregunto cuánto saben sobre mí y por qué.

Cuando decidí hacer clic en el enlace, todo lo que obtuve fue “Parece que no hay muchas coincidencias excelentes para tu búsqueda” y, por lo tanto, hoy mi vida sigue igual, un poco decepcionante, pero ¿quién sabe lo de mañana?

Aquí hay algunas lecciones, no haga clic en enlaces web extraños, ya que podrían ser peligrosos o simplemente decepcionantes.
Google sabe mucho sobre ti y esto debería ser un recordatorio de que no debes publicar nada en la web que no quieras que tu abuela sepa o vea. No hay trabajos reales que te paguen mucho por hacer poco o al menos no mientras yo todavía estaba trabajando.

Tal vez me quede fuera de Internet durante unos días para evitar más decepciones, pero todos sabemos lo adictivo que es. Buena suerte si intenta mantenerse alejado de las redes sociales durante más tiempo del que se necesita para tomar un café.
Dennis Fitzgerald
Ciudadano

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.