Restauración y Zorrilla

Compartir

Señor director: El 16 de agosto de 1863, fecha memorable, marca el inicio de una de las gestas históricas y patrióticas más gloriosas y heroicas de nuestra nación.

Con motivo a esta efemérides, el general ® Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, presidente del Instituto de Estudios Antillanistas Gregorio Luperón, realizó un amplio recorrido por la provincia de Dajabón acompañado de una comitiva de esta entidad.

En este recorrido, el también presidente del Partido Cívico Renovador (PCR), Zorrilla Ozuna, culminó con una charla magistral en los jardines del monumento erigido en honor a los héroes restauradores, dirigida a cientos de personas, entre estudiantes, dirigentes comunitarios, militares pertenecientes a la 4ta. Brigada del Ejército de República Dominicana, así como de la Escuela de Capacitación en Seguridad Fronteriza Terrestre y munícipes del pueblo en general.

El conferencista e historiador -¡Polifacético el hombre!- destacó el arrojo y entrega de los hombres que “en una lucha desigual contra el imperio colonialista de la época, el imperio español, cargados de fe, de coraje y patriotismo, nos devolvieron nuestra soberanía, dando lugar al surgimiento de la Segunda República”. Enfatizó Zorrilla Ozuna.

Exhortó a los comparecientes, especialmente a los jóvenes, a estudiar nuestra historia, que según dijo está cargada de epopeyas como ésta de la Restauración. “Los invito a que estudien todas las disciplinas del saber, pero en especial nuestra historia repleta de acontecimientos como el Grito de Capotillo.
Para que nunca jamás permitamos ser mancillados en nuestro suelo patrio”. Prosiguió diciendo el charlista
Un detalle que me resultó interesante fue cuando narró que los conjurados: Santiago Rodríguez, Eugenio Belliard, Segundo Rivas, Alejandro Bueno, Pablo Reyes, Juan de la Mata Monción, José Angulo, San Mézquita, Tomás de Aquilino Rodríguez, José Cabrera, Sotero Blan, Benito Monción y Juan de la Cruz Álvarez, vinieron desde Haití en la madrugada del día histórico, en razón de que estuvieron algunos meses en ese territorio producto de una infidencia de un coronel dominicano, Humberto Reyes, quien acicateado por unos tragos develó la conjura delante de un español.

Resaltó que para el centenario de la Restauración, 1963, gobernaba el país el profesor Juan Bosch y que tuvo la buena actitud de visitar el territorio de Capotillo, justo en el punto del histórico grito, con lo que llevaba un magnífico mensaje de patriotismo a toda la nación, al tiempo de reconocer a los héroes restauradores.
Muy cordialmente,
José Vicente Calderón R.
Periodista

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir