Impuesto a la solidaridad

    Compartir

    La calificación del ministro de Hacienda de “ilógica e impracticable” a la propuesta del cónsul en Nueva York, de imponer un impuesto a las remesas que envía la diáspora, fue certera, pero se quedó corta. Otras calificaciones serían más ajustadas para un despropósito de quien deriva en “asesor” en política impositiva, un papel que corresponde al Ministerio de Hacienda.

    Lo cierto es que proponer gravar con un 0.01% las remesas es una idea fuera de lugar y una agresión a los pobres de la República, especialmente porque proviene de un funcionario que disfruta de ventajas espléndidas en la ciudad de los rascacielos.

    Los envíos solidarios a familiares de los dominicanos residentes en el extranjero, básicamente en los Estados Unidos, vienen a ser un soporte macroeconómico, pues se trata del renglón de ingresos de divisas con el mejor desempeño, pese a las condiciones adversas de la economía mundial.

    Sería gravar la solidaridad de los dominicanos residentes en el exterior con efecto directo hacia las capas menos favorecidas del país que reciben este tipo de subsidio de sobrevivencia.

    La cifra oficial del monto de las remesas al país el año rondan más de US$8, 000 millones, lo que ha sido celebrado por el Banco Central y constituye una bendición para sus destinatarios.

    Podría tornarse en un espejismo para gente como el cónsul Eligio Jáquez, que no tuvo en cuenta que uno de los principios de la legislación impositiva dominicana, cuando se trata de gravar los ingresos, aplica o reconoce el criterio de la fuente, la territorialidad. Y las remesas como tales no constituyen ingresos de fuente dominicana, aunque quienes las envíen sean dominicanos.

    Gravar esos envíos, que no dejarán de llegar al país porque el espíritu de solidaridad de los dominicanos es muy alto, podría conducir a la informalidad, lo que resultaría muy dañino para la salud económica nacional, que ya está muy afectada por los efectos de la pandemia.

    Eligio Jáquez debe retirar la idea y pedir excusas a la diáspora y a los miles de dominicanos que se benefician de esos recursos.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir