José Rafael Abinader Wassaff

    José Rafael Abinader Wassaff, el esposo de doña Sula, y padre de José, Luis y Rita, falleció la madrugada del pasado domingo. Deja un legado por todos reconocido. Necesario es resaltar los valores que caracterizaron su personalidad: servidor, ciudadano que en cada coyuntura jugó el papel que correspondía, en atención al interés nacional. Honrado, y comprometido cuando sirvió al Estado en momentos especiales, durante el gobierno de Juan Bosch, en 1963, período angustiante de la vida nacional; al gobierno de Francisco Alberto Caamaño Deñó y a los principios de la Constitución, en 1965; y sucesivamente, durante la administración de Antonio Guzmán Fernández, cuando encabezó las gestiones nacionales desde la Contraloría General de la República, para que la Gulf and Western devolviera lo que correspondía a los dominicanos: los 38.7 millones de dólares que había retenido irregularmente.

    O cuando la circunstancia lo empujó al Senado en representación de la provincia de Santiago, en una decisión que algunos consideraban aventurera, porque su Partido Revolucionario Dominicano (PRD) no estaba en su mejor momento como para ganar esa provincia.

    Su paso por el Congreso fue un referente, con lo que completaría un ejercicio público bajo el paradigma de cumplimiento del deber ciudadano.

    En su vida privada, fue un exitoso emprendedor, ya como educador o empresario en diferentes ramas de la economía.

    En fin, José Rafael Abinader Wassaff deja un ejemplo de ciudadanía responsable, y como persona, rayaba en la bonhomía.

    Pellerano Gómez

    La sociedad dominicana sufrió otra pérdida sensible esta semana, la del jurista Juan Manuel Pellerano Gómez, considerado uno de los padres del Derecho Constitucional.

    Primer director ejecutivo de la Escuela Nacional de la Judicatura y fundador de la firma de abogados Pellerano & Herrera, se destacó no sólo en el ejercicio del derecho civil, sino como investigador y escritor en su especificidad.

    Rasputín

    El arte popular dominicano también perdió a una de sus figuras. El merenguero July Mateo (Rasputín), un trompetista e intérprete que ganó fama y aprecio entre sus seguidores, reconocido con el Premio Al Mérito de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte).

    Paz a sus restos.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.