La Plaza de la Cultura

    ¡La Plaza de la Cultura, dónde ha llegado, una vergüenza!
    Abandono sobre abandono en un área tan bien concebida, que recoge la Biblioteca Nacional, el Teatro Nacional, el Museo del Hombre Dominicano, el Museo de Historia Natural, el Museo de Arte Moderno, el Museo de Historia y Geografía y la Cinemateca Dominicana, todas construidas en la década del 70 del siglo pasado, durante la administración del presidente Joaquín Balaguer, uno de sus legados a la ciudad de Santo Domingo.

    Y sin exagerar, sucesivos gobiernos, una cuota importante del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) la han dejado caer en total degradación, excepto el Teatro Nacional, que mantiene sus esencias, y en alguna medida, la Biblioteca Nacional.

    El pasado miércoles, nuestra colaboradora Lilian Carrasco nos hizo volver la atención a ese centro del conocimiento, y fundamentalmente, de la esencia dominicana, degradada en sí misma, lo que se agrava con la celebración de la Feria del Libro y los ruinosos desperdicios que deja.

    El Museo de Geografía e Historia cerrado, arruinado por hongos y bacterias. El Museo del Hombre Dominicano, destruido, tanto infraestructura como mobiliario. Y en menor grado, pero en precaria condición, el Museo de Historia Natural, en proceso de rescate, pero igual cerrado. El Museo de Arte Moderno, en reparación, se teme que las obras se deterioren por la forma en que están almacenadas.

    En fin, que esa Plaza merece mejor suerte, porque la misma no sólo recoge parte de las memorias nacionales, sino porque constituye uno de los destinos que marcan y caracterizan la ciudad de Santo Domingo. Es también un parque, un pulmón de la ciudad que requiere mejor protección del Estado dominicano.

    Entonces, no se explica que un país con una fuerte propuesta turística, permita que ese centro se convierta en una ruina. Imperdonable.

    El gobierno debe priorizar la Plaza de la Cultura. El Ministerio de Cultura debe ser más diligente para rescatarla, para que no sea lo que es hoy.

    No vengan con que se está trabajando. Es que esa reliquia jamás debió llegar a lo que es hoy. El Presidente Danilo Medina le debe siquiera una visita sorpresa. Le queda muy cerca.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.