Optar por lo que nos daña

    Hace ya un tiempo un restaurante de Santiago tenía en su menú, quién sabe si a lo mejor lo tiene todavía, un plato cargado de ingredientes y condimentos de esos que los médicos no recomiendan porque supuestamente son perjudiciales para la salud.
    El atractivo nombre, para hacer honor al propósito por el cual lo ofertaba, era “El Dañino”.

    Pese a sus características tenía muchísima demanda, porque los comensales no reparaban en sus potenciales efectos y, además de que su denominación resultaba graciosa, consumirlo era una especie de desafío.

    Situaciones similares, de hacer causa común con lo que nos perjudica, suceden en el diario vivir, y no necesariamente relacionadas con una comida de nombre llamativo o con lo que en apariencia es suculento y apetitoso manjar.

    En una vieja película española de los años setenta, la actriz Fiorella Faltoyano se preguntaba por qué será que todo lo que es bueno… o es pecado o engorda.

    Así también abundan entre los que parecen disfrutar de cuestiones que enferman, por ejemplo, los que se quejan de la insolencia en la televisión y la radio, pero no tienen fuerzas para apartarse con sencillamente usar el control o mover el dial para ignorar al que despotrica y refunfuña.

    Pero como en el dicho: que cada quien viva su vida a su manera, razón por la que defendemos que no deben existir límites a la libertad de expresión, que es uno de los pilares de la democracia.
    En esos casos, el que se sienta agraviado en su honra o reputación, puede buscar amparo en los tribunales de justicia.

    Si en algo estamos claros en este tipo de paradójicos comentarios es que debemos respetar a los que por voluntad propia conviven con lo que les hace daño.

    Se trata de que aceptemos a los que acompañan al que siempre dice que no, al que comparte con perezosos y tóxicos, y hasta a aquel que se inclina por mantener a su lado a los que, al decir de un obispo dominicano ya fallecido: “No soportan desde la esterilidad propia y forzada la fecundidad ajena”.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.