Persistir en la mascarilla

    En la búsqueda de la normalidad en el plano social y las actividades productivas, el gobierno y sus autoridades sanitarias han descubierto que estamos ante un nuevo repunte de los casos de COVID-19, y con los mismos, más muertes.
    Anoche, el ministro de la Presidencia Gustavo Montalvo anunció que en vista de esa situación no hay condiciones para pasar a la fase 3 del programa de desescalada que implicaba incorporar al 100% del personal de las micro y pequeñas empresas, con hasta de 50 trabajadores y hasta un 75% a las empresas con más de 50 servidores, más una mayor apertura de los cultos religiosos.
    Sin embargo, el gobierno mantiene el plan de apertura de las actividades turísticas previsto para el primero de julio.

    Pero dado el incremento de los casos, como hemos visto, y especialmente, el relajamiento de las normas establecidas para evitar el contagio en los sitios donde se producen aglomeraciones, las autoridades decidieron aplazar el inicio de la fase 3, al menos hasta la próxima semana.

    Es obvio que las autoridades tendrán que volver sobre los pasos iniciales, porque alguna gente, y sobre todo, los jóvenes, tienden a mostrar conductas liberales, y se desentienden de la protección mínima, como el uso de mascarillas en lugares de riesgo.

    El ministro de Salud ha pedido un endurecimiento de las medidas de control para obligar a las personas a usar mascarillas, de manera específica, disponer sanciones mediante una resolución administrativa, con la potestad que le da el estado de emergencia al Presidente de la República.

    Eso habría que verlo, pero quizás lo más importante sería retomar el ritmo de la campaña de prevención, que las empresas, el comercio, los mercados masivos, cumplan los protocolos establecidos.

    Es verdad que las más interesadas en preservar la salud deberían ser las personas individuales, pero la gente se abruma, se cansa del peso de una máscara encima, y tiende a “liberarse”. Pero debemos entender que por el propio bien, esa incómoda cosa es necesaria.

    Con más gente en las calles y en las empresas, los riesgos de contagios son mayores.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.