Un buen acuerdo

    Compartir

    El acuerdo suscrito el lunes entre el Gobierno y el Colegio Médico Dominicano (CMD) abre un nuevo capítulo en la historia de las relaciones de esos profesionales con el sector público. Era tiempo.
    Se trata de un plan que recoge prácticamente todas las reivindicaciones del momento de los profesionales de la salud.

    Augura un período libre de tensiones entre los médicos y las autoridades, y sin traumas en la prestación de los servicios en los hospitales. Cuando ocurren conflictos entre esas partes, quienes padecen son los ciudadanos que acuden a los hospitales públicos, que son los más desprotegidos.

    El acuerdo implica mejorías en la prestación de los servicios médicos, pues con las reivindicaciones alcanzadas también mejorará la calidad del trabajo profesional.

    En estos casos, los medios fijan la mirada en la demanda central, los salarios, pero si nos fijamos bien, hubo concesiones importantes que crean condiciones laborales distintas para los médicos.

    La contratación de más personal, incluso especializados, para incorporarlos al nivel de atención primaria del régimen subsidiado, es otra oportunidad para esos profesionales de la salud.

    También hay que valorar el aumento hasta RD$50 mil mensuales como mínimo para las pensiones de los médicos. El acuerdo permite además mejorías de las condiciones de trabajo para aquellos profesionales con más de 50 años. Merece también mención el sistema de pensiones por años de servicios prestados o por enfermedad.

    En fin, no se trata sólo de un aumento salarial a partir de junio del año que viene, sino de cambios importantes en las condiciones laborales, y por extensión, en la calidad de vida de los médicos al servicio del Estado.

    Además, el gobierno se comprometió a aumentar las inversiones en las infraestructuras hospitalarias y equipos y en el suministro de medicamentos.

    Y algo importante, el convenio también contiene el compromiso de resolver siempre las diferencias mediante el diálogo, sin recurrir a las odiosas paralizaciones de servicios. Crea las condiciones para que los médicos sean escuchados cuando haya que adoptar decisiones.

    Hay que felicitar al presidente de la República Luis Abinader, y a la Vicepresidenta Raquel Peña, como coordinadora del Gabinete de Salud, y a Waldo Ariel Suero, presidente del CMD.

    Un buen pacto para la paz en los hospitales, ahora más necesaria que nunca antes.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir