Los guardias obedecen

Apunte el dato: desde el 27 de febrero de 1844 no habíamos visto (por lo menos que yo recuerde) tantos generales y coroneles presos (¡Y mal presos!); no por violar los reglamentos militares; no por intentar una asonada golpista; no por traicionar a la patria, poniéndose al servicio de una potencia invasora; no por haber ejecutado un inmundo genocidio…Nada de eso…Resulta que es la primera vez que por lo menos salen a lo público hechos de multimillonaria corrupción supuestamente cometidos por altos oficiales ubicados en los máximos espacios del Poder…(¡Pssst…No olvidemos que los guardias siempre están para cumplir órdenes!).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.