PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Fuente Externa
Fuente Externa

La respuesta del presidente Luis Abinader el pasado lunes, a las críticas de Leonel Fernández, de mandar al expresidente a buscar en Google sobre cómo ejerció el gobierno cuando le tocó, dieron, y seguirán dando, de qué hablar en el debate político nacional. Para algunos la respuesta fue un error del gobernante porque automáticamente polarizó la contienda electoral del 2024, con el candidato de la Fuerza del Pueblo, que se supone más peligroso que quien resulte del PLD.

El presidente Abinader lleva diez años consecutivos, desde el 2012, en la principalía de la política nacional y no se conoce como un político de cometer yerros.

De hecho, en la pasada campaña electoral no se le contabilizó un solo error. Si alguien duda de su sagacidad política, observen el viraje que lleva con el sensible tema de la nacionalidad y las relaciones dominico-haitianas. Por algo habrá decidido embarcarse en la construcción del muro fronterizo, lo que representa un cambio radical en su enfoque sobre ese tema.
El gobernante, además, diseñó una estrategia para quitarse el problema de las críticas que generan los funcionarios inoperantes y las quejas han encontrado apoyos en voces tan potentes como la del obispo Jesús Castro Marte.

La repuesta que puso a casi todos a googlear, dudo que responda a un repentismo del gobernante. La pasada campaña electoral enseñó que los peligros se atienden a tiempo. El PLD, luego de la división, empleó mucho tiempo y energía en detener el crecimiento de Leonel y obstaculizar la creación de su partido.
Subestimaron al hoy presidente y cuando se dieron cuenta ya estaba subiendo las escalinatas del Palacio Nacional. A Peña Gómez le pasó algo parecido en 1996. Se centró en el “anillo palaciego” y Leonel llegó a Palacio. Hipólito en 2012, atacaba a Leonel en lugar de Danilo y perdió. Es mejor identificar el peligro a tiempo.

Posted in Destacado, La Pizarra, País
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal