Permiso para los residentes regresar a EE. UU.

Es muy común que residentes permanentes (RPL) se queden en el país más del tiempo permitido. Un PRL que haya permanecido fuera de los EE. UU. por más de un año o más allá del tiempo otorgado en un permiso de reentrada, requerirá una nueva visa de inmigrante para ingresar a los Estados Unidos y reanudar el estatus de residente permanente. No obstante, existe una disposición bajo la Ley de Migración de Estados Unidos para la emisión de una visa de inmigrante especial al residente que regresa y que permaneció fuera de los Estados Unidos debido a circunstancias fuera de su control.

Por lo que en casos bien particulares el RPL puede aplicar a una visa SB-1. Junto a dicha aplicación debe mostrar su elegibilidad para una visa de inmigrante. La persona que aplica debe mostrar entre otras cosas, sus lazos con los EE. UU. y prueba de que la estadía prolongada del residente fuera de los Estados Unidos fue por razones más allá de su control. ¿Qué situaciones pueden considerarse fuera del control del RPL? incapacidad médica, incapacidad mental temporal, empleo con una empresa de EE. UU. radicada en el país, entre otros.

¿Qué sucede si no se aprueba la visa de regreso o retorno a EE. UU.?

Si no se aprueba la solicitud para determinar el estado de residente de retorno, el funcionario consular determinará entonces que la persona abandonó su residencia en los Estados Unidos. En este caso el aplicante puede luego intentar obtener una visa de no inmigrante B1/B2. Igualmente, en este caso la persona debe cumplir con los requisitos de este visado, los cuales son de manera general mostrar residencia en el país y evidencia de que no desea residir en los EE. UU.

Este proceso de visa de retorno es un tanto complejo. Por lo que les recomiendo siempre consultar con abogados expertos en el área de migración de Estados Unidos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.