¡Con Dios!

¿Has visto crecer un árbol frente a ti? Pues toma en cuenta que aunque por fuera no veas crecer nada, por dentro está sucediendo. Jesús hizo saber algo que en su momento no se entendía así cuando dijo:—Mi Padre aún hoy está trabajando, y yo también trabajo. (Juan 5:17) Sé tus convicciones, tu fe, tu compromiso. Tu corazón y tus manos sostengan el peso de sus palabras. él cumple siempre aunque a veces no entendamos en nuestras circunstancias que su realidad siempre será más grande que la nuestra, seamos fieles, determinados e inconformes con logros sencillos y cotidianos, porque ciertamente ¡Dios traerá consigo tu compensa! Sé fiel, guárdate, cree, alimenta tu porvenir, sacrifícate, no desmayes, porque no serás confundido, ni mucho menos avergonzado. ¡Con Dios podrás y vencerás!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.