¡Entre rosas y risas!

Certeza es la expresión del espíritu bendecido. ¡Es más potente que la visión! Es esa mirada que traspasa los temores del alma y vislumbra aquello que sólo Dios ve, hasta dejar su reflejo estampado en el corazón, tal como el cielo lo deja en las aguas tranquilas. La certeza derrumba el imperio del temor, porque sabemos por medio de ella, cómo y cuándo la verdad se impone sobre la realidad, y a eso le llamamos fe. Creer es saber de primera mano la buena noticia de una victoria anhelada, muy a pesar que en los titulares haya una no tan buena, pero de buena tinta. Es haber visto la obra detrás del telón y haber tomado el café entre risas y rosas con el guionista.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.