Fe invencible

Hay un mundo espiritual que es la plataforma desde donde opera este mundo, la verdadera raíz del iceberg. Lo invisible gobierna y es inimaginablemente real, aunque ajeno a nuestros sentidos, mientras vivimos en contraste, siendo el borde entre mundos paralelos; cruzamos como un chip irrepetible de la oscuridad a la luz, pero temporalmente, porque no pertenecemos a donde nacimos sino al lugar de donde venimos. No somos ciudadanos de este mundo, por tanto tenemos derechos que podemos reclamar. La Biblia afirma que el “dios de este mundo” ha cegado las mentes de los incrédulos, no obstante la ley perfecta del amor lleva al corazón a conectar con su fuente: ¡Jesús! Entre el mundo visible e invisible existe el filtro de una fe invencible, cree porque con Dios, ¡todo es posible!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.