No corras...

Compartir

Dice el dicho: “Lo que hacen con las manos lo desbaratan con los pies” y éste aplica perfectamente a los impetuosos, los “sabios en su propia opinión”, que buscan borrar en un intento las huellas de la sabiduría con limpiacristales; ignoran el modus operandi del Padre, acelerando los tiempos con sus métodos; entorpecen procesos a quienes requieren aprender de sus mismas circunstancias. Buscan demostrar algo opuesto a lo que Dios quiere enseñarles a ellos mismos y desconocen que si la viuda no hubiese dado cuanto tenía, hoy no tendríamos una enseñanza que bendijo a tantos millonarios del planeta por siglos y siglos... Entiendan bien que “hacer no lo es todo y tener no es nada. Es preferible estar detenido en los procesos de Dios que andar corriendo tras sus bendiciones.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir