¡Qué perla!

El Señor Jesús en una sabia y controversial enseñanza advierte sobre la insensatez de “echar perlas a los cerdos”. Un cerdo, en la cultura bíblica representa “lo inmundo” siendo a su vez un animal que come lo bueno, lo malo y lo peor... En la modernidad cualquiera consume la información, los contenidos de las redes y el conocimiento con la misma mentalidad, si es sabroso, si es viral o si lo dijo fulano. Mamá me enseñó a distinguir las perlas auténticas de las falsas con un sencillo truco; me costaba. Así muchas verdades, intenciones, propuestas, etc. dependiendo quien lo dice o hace lucen indescifrables… Vivimos un tiempo donde se prefiere perfeccionar una imitación para venderla cara, que desechar lo mediocre para no rebajarnos cuál cerdo a caer en lo barato.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.