PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Dicen que las ofensas son como los hoyos que quedan en una pared luego de sacarle los clavos y la realidad es que algunos tienen el alma llena de hoyos mientras otros tienen el corazón lleno de clavos… Por eso mejor es tener un corazón a prueba de ofensas para lograr una vida vacunada contra la amargura. No olvidemos que si bien hay personas que hieren y personajes que infectan las heridas, también existen esas almas que sanan, que nos hacen olvidar, volver a creer y volver a amar, por eso no amemos desde nuestras experiencias viciadas ni desde nuestro estado de ánimo. Tampoco cobremos ofensas pasadas a nuevas relaciones usando actitudes escudo. Que el miedo a que te vuelvan a herir no sabotee la bendición de una nueva relación.

Posted in Rosas para el alma
agency orquidea

Más contenido por Lucy Cosme