Una nueva razón

En una ocasión el vehículo de papá estuvo detenido por casi dos meses debido a que una pieza pequeña pero clave no estaba disponible en la casa automotriz. Que el automóvil estuviera detenido tanto tiempo le llevaba a incurrir en nuevos gastos de transporte, inconvenientes, disconfort, pedir favores, cambios de ruta y hasta una disminución de su efectividad laboral a mayor costo y esfuerzo... finalmente, llegó la pieza y el volvió a su normalidad, encender la radio, tararear sus canciones favoritas, disfrutar las horas de trabajo y cumplir puntualmente sus tareas... ¿Que por qué te cuento? Porque tu espera no es desgaste, eres la pieza clave de alguien, la respuesta a una vida pesada, rutinaria y fría, eres el cambio de su risa, la canción de temporada, su nueva razón.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.