PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Autodefensa de Sánchez por sí y sus compañeros, en el juicio sumario celebrado en San Juan de la Maguana el 3 de julio d

El Reverendo Padre Miguel Ángel Santana Marcano es un inteligente investigador histórico, con quien tengo una amistad desde que fuimos compañeros en el Seminario Conciliar Santo Tomás de Aquino en los años 50, quien me visita con frecuencia.…

El Reverendo Padre Miguel Ángel Santana Marcano es un inteligente investigador histórico, con quien tengo una amistad desde que fuimos compañeros en el Seminario Conciliar Santo Tomás de Aquino en los años 50, quien me visita con frecuencia. Me facilitó la defensa de Sánchez, por sí y sus compañeros, en el “juicio” Sumario en que fue juzgado en El Cercado el 3 de julio de 1861.

Magistrado Presidente:

Sé que todo está escrito. Desde este momento seré yo el Abogado de mi
causa.

Usted, Domingo Lazala, designado para Juez de mi causa, pretende en vano humillarme. Lamento tener que recordarle en público, que yo fui su Abogado defensor ante los tribunales de Santo Domingo y lo saqué absuelto cuanto estuvo usted acusado como presunto autor de asesinato en la persona de uno de sus parientes del Cibao.

Cuando una facción se levanta contra cualquier orden de gobierno establecido, es deber de ese Gobierno acercarse a la facción hasta indagar el porqué de su protesta. Si esta tiene fundamento legítimo, se debe atender sus razones y, cuando no, castigar con arreglo a Derecho a los facciosos.

Yo vengo al país con el propósito firme de preguntar a quien deba si ha consultado el querer de los dominicanos todos para anexar la Patria a una Nación extraña.

¿Con qué leyes se me habrá de juzgar? ¿Con las españolas que no han comenzado a regir, pues el protocolo de la anexión-derecho para ello. Vosotros sois oficiales del Ejército Dominicano. ¿Dónde está el Código Español en virtud del cual nos condenaríais?

¿Es posible admitir que en el Código Español Penal haya un artículo por el cual los hombres que defienden la independencia dominicana, para que no nos fuera robada. De modo, pues, que si hay una sentencia de muerte, que sea contra mí solo.

¿Es posible admitir que en el Código Español Penal haya un artículo por el cual los hombres que defienden la independencia deben ser acusados y condenados a muerte?

Pero veo que el señor Fiscal pide para estos hombres, lo mismo que para mí, la pena capital. Si hay un culpable, el único soy yo. Estos hombres vinieron porque yo los conquisté.

Si ha de haber una víctima, que sea yo solo, porque fui yo quien los conquistó. Yo fui quien les dije que debían cumplir con el deber de defender la independencia dominicana, para que no nos fuera robada. De modo, pues, que si hay una sentencia de muerte, que sea contra mí sólo.

He echado por tierra vuestra acusación fiscal.

Para enarbolar el pabellón dominicano fue necesario derramar la sangre de los Sánchez; para arriarla se necesita también la de los Sánchez. Cumpla en mí sólo el Consejo su mandato.

Puesto que está resuelto mi destino, que se cumpla.

Yo imploro la clemencia del Cielo e imploro la clemencia desea excelsa Princesa Reina de las Españas, Doña Isabel II, a favor de estos mártires de la Patria… Para mí, nada; Yo muero con mi obra.

El Gobierno y el pueblo dominicano han celebrado con inusitado entusiasmo el Bicentenario del Natalicio de este eximio patriota y el Señor Presidente de la República licenciado Danilo Medina Sánchez, llevado por la dimensión representativa como el primero entre iguales, definió a este noble patricio en su cuenta de Twitter “como un hombre que sin procurar nada a cambio que no fuera el bienestar colectivo, soñó y luchó por una nación libre, soberana e independiente, manifestando además lo siguiente:
“Hoy que recordamos su largo camino de lucha, honramos su memoria trabajando unidos en este proyecto de nación llamado República Dominicana”.

Honremos a Sánchez y que todos nos unamos a que la casa donde murió este patriota sea remodelada y se ponga a tono con el respeto memorable que debemos a quien justamente llamamos “El Mártir de El Cercado”.

Posted in Edición Impresa, Panorama
agency orquidea