Altos costos de materias primas impactan granjas

Compartir
Para la alimentación de estas aves hay rubros como el maíz que son pieza clave; una alteración de precio cambia la dinámica.

Los precios internacionales de alimentos para animales están presionando seriamente a los productores de pollo y cerdo locales.
Por ejemplo, la soya que el granjero José López compraba hace un tiempo a 17 dólares se cotiza actualmente a 27, y el maíz que adquiría a ocho y nueve dólares, ahora lo compra a 13 dólares.

No son precios que se elevaron así, de un día para otro. Pero a pesar de ello, para José se trata de una situación muy difícil de controlar, aunque le sobre ánimo, porque él no siembra ninguno de esos productos, ni tiene forma de ejercer fuerza para que sus costos desciendan, especialmente porque son colocados en los países en los que República Dominicana los adquiere para importación.

Este país tampoco cultiva soya, y de maíz aparecen apenas algunas áreas sembradas; los cultivos de vocación comercial son escasos. No alcanzan para sellar la demanda. “Estamos hablando de precios que vienen creciendo. No se trata de una cosa de la que te avisaron hoy o mañana”, le dice López al periódico elCaribe. Lleva años criando pollos y cerdos para ventas a gran escala y conoce sobre el funcionamiento de los mercados. En los últimos días el tema del precio de la carne de pollo ha vuelto a ocupar espacios en los medios de comunicación, luego que las 16 onzas se hayan colocado hasta a 80 pesos en algunos puestos de ventas, cuando lo común es que fluctuara entre los 50 y 65 pesos, dependiendo el lugar. Así ha sido por mucho tiempo.

El 90% del trigo, maíz, soya entre otros cereales de alta relevancia usado internamente para la producción es importado, de acuerdo con datos oficiales. Los granjeros como José López sugieren agregar al cálculo otros componentes que intervienen en el proceso de compra y venta de insumos, como es el caso de “la base y la carga”. Realizar algunos de ellos costaba antes entre 20 y 30 dólares y ahora cuesta 65. A nivel local, hay elementos que intervienen en la subida de costos para producir carne, como la factura eléctrica y los combustibles. “Pero la elevación de precios está mucho más asociada a los commodities (commodity). Es un término que generalmente se refiere a bienes físicos que constituyen componentes básicos de productos más complejos. Un commodity es un producto o bien por el que existe una demanda en el mercado y se comercian sin diferenciación cualitativa en operaciones de compra y venta. Se cotizan en bolsa.

“La base”, a la que se refiere José López, presidente de la Asociación de Productores de Pollo del Norte, es un componente vinculado al tema del seguro de la carga, a la propia carga llevada a la barcaza o a los buques y flete de esa carga. Todo eso es adicional al precio al que se adquiere la materia prima, per sé.

El ministro de Economía, Miguel Ceara Hatton, al ofrecer ayer datos que socializó con el de Agricultura, Limber Cruz; con el de Industria y Comercio, Víctor -Ito- Bisonó, y otros funcionarios del ramo gubernamental, calculó que entre junio y diciembre de 2020, el precio internacional de la soya aumentó en 39.3%, el aceite de soya en 35.3%, el maíz en 33.3% y el trigo en 21.3%.
Esa situación ha provocado que los productos vinculados directamente a los precios de estas mercancías hayan comenzado a reflejar aumentos en sus precios de hasta 15.0%.

De acuerdo con las cifras que maneja el funcionario público, el precio del petróleo a nivel internacional, de junio del año 2020 a enero del actual año 2021, ha acumulado incrementos de 34.5%, que se han traducido en alzas en los precios de sus derivados comercializados a nivel local.

Una mirada a los precios comercializados a futuro

El miércoles pasado los futuros de maíz en Estados Unidos (EE.UU) subieron 1.4%, alcanzando un máximo de siete años y medio, con el mercado centrado en las perspectivas de una oferta mundial ajustada, después de que el Departamento de Agricultura recortó las estimaciones de producción locales, de Brasil y Argentina.

Los futuros de maíz para el mes de marzo subieron 7 centavos de dólar, para situarse en US$5,245 por bushel. El contrato más activo alcanzó un máximo de US$5,4150 por bushel.

El recorte de pronóstico de producción de granos

Según datos del portal Agronegocios, el Consejo Internacional de Cereales recortó hace 4 días su pronóstico para la producción mundial de granos en 2020/21 a una cifra récord de 2,210 millones de toneladas, y ajustó su proyección para el consumo durante el ciclo. Redujo su pronóstico de producción de granos en 9 millones de toneladas, según su actualización mensual. Recortó en 13 millones de toneladas sus cálculos para el maíz, baja parcialmente compensada por una revisión al alza en las perspectivas para el trigo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir