PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Santo Domingo. El Banco Central de la República Dominicana (BCRD), aumentó su tasa de interés de política monetaria en 25 puntos básicos, al pasar de 8.25 % a 8.50 % anual. De este modo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) se incrementa de 8.75 % a 9.00 % anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight) de 7.75 % a 8.00 % anual.

Con respecto a los factores externos, recientemente la entidad registró una moderación en los precios de las materias primas, del petróleo y de los alimentos; así como en los costos del transporte de contenedores a nivel global.

Por otro lado, la inflación doméstica recibió la influencia de los efectos de segunda vuelta de estos componentes externos y por presiones de demanda interna, en la medida que se mantiene el impulso de la actividad económica.

La variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) fue de 0.29 % en septiembre, luego de una variación de 0.21 % en agosto, al promedio mensual de los últimos 12 meses. De esta forma, la inflación interanual mantiene su moderación, al reducirse en 100 puntos básicos, desde un máximo de 9.64 % en abril a 8.63 % en septiembre.

Asimismo, la inflación subyacente interanual, que excluye los componentes más volátiles de la canasta, comienza a dar señales de moderación, al pasar de 7.29 % en mayo a 7.04 % en septiembre.

Debido al inicio oportuno del proceso de incrementos a la TPM en noviembre del pasado año, los mecanismos de transmisión de la política monetaria han estado operando de manera efectiva. Por esto se espera que la inflación interanual continúe desacelerándose en los próximos meses.

Objetivos de la medida

Con este incremento de 25 puntos básicos y bajo las previsiones económicas actuales, la tasa de interés de referencia alcanza el nivel adecuado para que la inflación converja al rango meta de 4 % ± 1 % antes de finalizar el segundo trimestre del próximo año.

En el complejo panorama actual, los riesgos se mantienen elevados. En ese sentido, el BCRD dijo que dará seguimiento permanente a las condiciones financieras externas y a las expectativas de los agentes económicos.

Entorno internacional

En el entorno internacional, las tensiones geopolíticas han provocado un deterioro de las proyecciones económicas globales. En ese orden, en su informe más reciente de las Perspectivas Económicas Mundiales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento global para el presente año 2022 de 3.2 %. Mientras permanecen elevadas las perspectivas para la inflación mundial.

En Estados Unidos, principal socio comercial, el crecimiento interanual llegó a 1.8 % en el tercer trimestre. Esto equivale a una expansión intertrimestral anualizada de 2.6 %, luego de contraerse durante los dos primeros trimestres del año.

Por otro lado, la inflación interanual comienza a moderarse al pasar de 9.1 % en junio a 8.2 % en septiembre, aunque aún se mantiene muy por encima de su meta de 2.0 %. En este contexto, la Reserva Federal ha incrementado su tasa de referencia en 300 puntos básicos durante este año. Se espera otro aumento de 75 puntos básicos en su próxima reunión del 2 de noviembre.

En cuanto a la zona Euro, las condiciones económicas se ven afectadas por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania; proyectan un crecimiento de 3.1 % para 2022. Entre tanto la inflación aumentó hasta 10.7 % en octubre, el máximo desde la creación de este bloque de países. Frente a este panorama, el Banco Central Europeo incrementó su TPM en 75 puntos básicos en octubre. Esto acumula un aumento de 200 puntos básicos en el año. Para su próxima reunión, los analistas ponderan como muy probable otro incremento de 75 puntos básicos en la tasa de interés de referencia.

En América Latina

En América Latina, casi todos los bancos centrales han incrementado sus tasas de política monetaria significativamente por encima de los niveles previos a la pandemia. Tales el caso de Argentina (tasa de referencia en 75.00 %.), Brasil (13.75 %), Chile (11.25 %), Colombia (11.00 %).  

Lo mismo sucede en Uruguay (10.75 %), México (9.25 %), Costa Rica (9.00 %) y Paraguay (8.50 %). En República Dominicana (8.50 %), Perú (7.00 %), Nicaragua (6.00 %) y Guatemala (3.00 %).

Como puede apreciarse en los gráficos comparativos, la reacción oportuna de la política monetaria en República Dominicana contribuye a moderar la inflación; a la vez que el crecimiento económico sería uno de los más altos de la región en 2022.

En el entorno doméstico, la economía mantiene su impulso, al expandirse de forma acumulada en 5.4 % durante los primeros nueve meses del presente año. Las proyecciones de crecimiento económico para el cierre del 2022 se ubican entre 5.0 % – 5.5 %, cercano a su potencial. Como reflejo del dinamismo de la demanda interna, el crédito privado en moneda nacional está creciendo más de 14 % interanual al cierre de octubre, influenciado principalmente por los préstamos a los hogares.

En cuanto a la política fiscal, se destacan las mayores recaudaciones con relación a lo estimado, que ha otorgado el espacio necesario para aplicar subsidios orientados a mitigar el impacto adverso de los mayores precios de las materias primas; así como para la asistencia a las provincias afectadas por el paso del huracán Fiona.

Posted in Dinero
agency orquidea

Más contenido por El Caribe