El crédito al sector privado crece a una tasa anual del 10 %

Los datos están contenidos en un resumen remitido a la prensa por la ABA.

El crédito al sector privado en moneda nacional se ha mantenido creciendo a una tasa anual cercana al 10 %, en todos los segmentos crediticios (hogares y empresas), en un contexto de mejoría del perfil y calidad de la cartera de préstamos.

En general, el financiamiento bancario, al amparo de los estímulos monetarios de liquidez en torno al 5 % del producto interno bruto (PIB), fue uno de los factores determinantes para impulsar la recuperación económica de los sectores productivos en la República Dominicana durante 2021.

A esa conclusión ha llegado la Asociación de Bancos de la República Dominicana (ABA), al pasar balance al año que concluye. En un documento de prensa, destacó que en 2021 se aceleró la recuperación del crédito hipotecario, segmento que guarda relación directa con la construcción, asociado a una mayor actividad económica y del empleo.

De igual modo, la ABA señaló que, a noviembre de 2021, la cartera de crédito para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) aumentó en más de RD$16 mil millones con respecto a diciembre de 2020, representando ya el 44 % de la cartera comercial.

A todo esto, se ha sumado un entorno de bajas tasas de interés, cuya tasa activa promedio ponderada registró una reducción de 340 puntos básicos desde marzo de 2020, fecha en que inició la pandemia en el país, expuso el gremio.

La ABA indicó que la expansión del crédito se ha producido en el marco de una adecuada gestión gerencial que da como resultado bancos líquidos, eficientes, con buena calidad de los activos, solventes y rentables, acorde a las estadísticas de las autoridades locales y organismos internacionales, evidenciándose un sostenido fortalecimiento patrimonial.

En definitiva, se trata de una banca con mejor acceso al crédito y posicionamiento de cara a los corresponsales y firmas internacionales calificadoras de riesgo, apuntó la ABA.

La Asociación de Bancos Múltiples resaltó que los óptimos resultados en los indicadores de desempeño colocan a la banca dominicana en un puesto de liderazgo en Latinoamérica y se refleja también en una mayor competitividad en los mercados globales.

Expresó que la banca que opera en República Dominicana está a la cabeza de los bancos de la región en cuanto a liquidez, índice de solvencia, rentabilidad de los activos y figura entre los países con más bajos niveles de cartera improductiva, según cifras de la Superintendencia de Bancos y del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

La ABA también destacó que, entre 2008 y 2019, el sistema financiero dominicano escaló 36 posiciones en el Ranking Mundial de Competitividad del Foro Económico Mundial, lo que evidencia su eficiente desempeño.

Con miras a aprovechar las oportunidades de negocios, cumplir con su responsabilidad social ante la sociedad y contribuir con una economía más inclusiva y sostenible, la banca múltiple tiene diferentes retos de cara al entrante 2022, indicó la ABA.

Transformación digital seguirá en aceleración

El gremio detalló que la banca múltiple seguirá con la aceleración de su transformación digital, optimización tecnológica y de procesos, con la innovación financiera y apoyando a las Mipymes. Dijo que continuará su impulso a las finanzas verdes, educación e inclusión financiera, ciberseguridad, equidad de género y contribuyendo a la reducción del déficit habitacional, entre otros aspectos vitales para el desarrollo económico e integral del país. La banca múltiple encaminará acciones para robustecer la prevención de lavado de activos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.