Impacto de huracanes en el Caribe traería más turistas hacia RD

Compartir
En adición al turismo denominado “de sol y playa”, el comportamiento que tiene la actividad de cruceros es muy importante.

Las señales apuntan a que eso ocurrirá luego del mes de noviembre, sumado a la ya tradicional temporada alta

Los huracanes más recientes que tuvieron presencia en el Caribe dejaron a la República Dominicana intacta en lo que respecta al destino turístico. No ocurrió lo mismo en algunas islas y Estados de la región en los que –por ejemplo- Irma y María dejaron recuerdos desalentadores.

En materia turística suele ocurrir que frente a una debilidad de los países competidores, aquellos que mantienen su fortaleza salen gananciosos, sin que eso signifique necesariamente que una nación esté apostando al fracaso de la otra.

Distintos analistas consultados por elCaribe sobre el tema coinciden en un punto: “Es previsible que si islas como Dominica, Antigua y Barbuda y San Martin, así como Puerto Rico se vieron muy afectados por los recientes huracanes, hacia República Dominicana se producirá un flujo mayor de lo que se tenía previsto para el año 2017”, indican.

República Dominicana, si bien mantiene cierto rezago en cuanto a la meta fijada, de lograr que en el año 2022 le estén visitando 10 millones de turistas por año, ha logrado avances importantes en el trayecto que sigue. La meta fue fijada en el año 2012, con la llegada de Danilo Medina al poder. El país se ha enfocado bastante en el tema de la promoción en plazas internacionales y ha logrado colocar sobre buen pie la entrada de capitales hacia este territorio.

Un estudio reciente de la firma Analyitica, con auspicio del Banco Popular y la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo (Asonahores), calcula que el flujo de la inversión extranjera directa (IED) del sector turismo creció 523% en cinco años, cuando se compara el año 2015 con el 2011, y de 123% si se compara con el 2014.

Esas inversiones en un alto porcentaje se han enfocado en la construcción de edificaciones modernas, acorde con los nuevos tiempos y resistentes a las embestidas de huracanes como los citados antes. No ocurrió lo propio en las islas golpeadas, donde las infraestructuras cedieron frente a la fuerza de la naturaleza. El monto promedio de la cartera de crédito del sistema financiero dominicano destinado a la industria turística ascendió en 2016 a RD$40,000 millones.

“Desde el principio hemos presentado la realidad de que la República Dominicana como destino turístico quedó intacta con estos fenómenos. Incluso, ha habido una promoción muy enfocada en los distintos emisores, para presentar esa realidad y que nuestros polos están intactos”, dice Joel Santos, el presidente de Asonahores, a elCaribe.

Esa estrategia que refiere persigue, especialmente, evitar que haya una desviación de los turistas que generalmente vienen al país. “Hay que tratar de que sigan viniendo, que no se vayan a otros destinos. Y hay que tratar de que no distorsionen la realidad de lo que ocurre. Todos nuestros polos mantienen altos estándares y no han sido afectados”, agrega.

Los cálculos del empresario hotelero apuntan a que se sentirá una mayor presencia de visitantes de cara al invierno, contando de noviembre en adelante. Santos agrega un elemento a su análisis: “También se ha dado un fenómeno, y es que del mismo Puerto Rico han venido a hacer residencia temporal a República Dominicana mediante el alquiler de villas y apartamentos, para trabajar o mantenerse en el país, sobre todo en lo que algunos inconvenientes, como el de la energía eléctrica, se solucionan en ese Estado. Eso ha sucedido”, plantea.

¿Y qué me puedes decir de Jamaica y México? se le pregunta al presidente de Asonahores, tomando en cuenta que en ellos los dos últimos huracanes, categoría cinco, no hicieron lo mismo que en otros puntos, donde entraron y salieron con furia. Su respuesta fue esta: “Obviamente, hacia Jamaica hay un flujo importante y no ha sido golpeado. El Caribe Mexicano no ha sido afectado por los fenómenos de los que estamos hablando, pero sí hay una situación vinculada a la inseguridad”.

El presidente de Asonahores reconoce que “inicialmente, aunque no tuvimos efectos por los fenómenos de la naturaleza, en la parte turística, el país sufrió la disminución en números de clientes potenciales por las lluvias de entonces”.

Un ramo que marcha por encima de número global

Los datos oficiales del Banco Central de República Dominicana indican que la economía acumuló un crecimiento del 4% entre enero y agosto de este 2017. Mientras que –mirando de forma particular cada sector o actividad- Hoteles, Bares y Restaurantes incrementó en esos ocho meses un 7.5%; el sector Agropecuario 6.4%, Zonas Francas (5.7%), Servicios Financieros (5.5%), Transporte y Almacenamiento (4.7%), Comunicaciones (3.9%), Actividades Inmobiliarias y de Alquiler (3.8%), Comercio (3.3%), Otras Actividades de Servicios (3.0%) y Manufactura local (2.9%). “Ese crecimiento que tuvimos entre enero y agosto fue excelente. Siempre presentamos un crecimiento superior al promedio de la economía. Este año alcanzaremos los 6.4 millones de visitantes”, pronostica Santos.

Rememora que en muchas partes del Caribe también se afectó la actividad turística de cruceros en septiembre.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir