PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Al cierre de junio de 2022, el sistema financiero dominicano había recuperado los 130 mil deudores perdidos durante los meses de confinamiento por la pandemia de covid-19.

Así lo informó ayer el superintendente de Bancos, Alejandro Fernández W., durante su discurso de presentación de logros a propósito de los dos años de su gestión.

Los datos compartidos por el funcionario indican que la cantidad de deudores de la banca dominicana, que era de 2.06 millones a diciembre de 2019, cayó a su punto más bajo en abril de 2021 (1.93 millones, para una pérdida de 130 mil), y repuntó a 2.07 millones en junio de 2022, con una perspectiva alcista.

Fernández W. explicó que el sistema financiero criollo exhibe uno de los niveles de riesgo de crédito más bajos de Centroamérica, con la mayor cobertura de cartera vencida, menor morosidad y la mayor aceleración en el crecimiento de provisiones de toda la región.

Al 30 de junio pasado, la cartera de créditos se colocó en RD$1.52 billones, registrando un crecimiento de 19.6 % con respecto a agosto de 2020.

En cuanto a los activos totales del sistema, crecieron 27.6 % en el mismo periodo, al pasar de RD$2.25 billones a RD$2.87 billones. “Como ente supervisor de la banca, podemos sentirnos satisfechos y partícipes de estos resultados. La realidad pudiera ser distinta de no haberse realizado una supervisión previsora de la calidad de los activos del sistema durante estos dos años”, expresó el superintendente de Bancos.

Recordó, asimismo, que la estrategia implementada fue valorada positivamente por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe más reciente de evaluación correspondiente a la revisión bajo el artículo IV.

Apoyo al Ministerio Público

El superintendente de Bancos resaltó las acciones para procurar la integridad del sistema financiero. Citó que la institución ha brindado un apoyo continuo y constante al Ministerio Público, al Poder Judicial y a la Cámara de Cuentas, sirviendo como conducto para la canalización de información financiera y el congelamiento de productos requeridos por las autoridades competentes.

Entre agosto de 2020 y agosto de 2022, se atendieron 3,914 solicitudes de información de autoridades y sujetos competentes, de las cuales un 78 % corresponde a solicitudes del Ministerio Público.

En materia de supervisión, regulación y disciplina del mercado, resaltó la actualización del Instructivo sobre Debida Diligencia para la prevención de delitos financieros, así como la revisión otras normativas relevantes.

Estos esfuerzos serán provechosos de cara a la próxima evaluación mutua que el país recibirá del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), pautada para el año 2023.

Desde agosto de 2020 la Superintendencia de Bancos (SB) ha llevado a cabo un ambicioso plan de reforma interna, identificando oportunidades de mejora para ser más que una institución funcional, una superintendencia modelo y un referente en República Dominicana y en el ámbito regional.

En esa dirección la institución ha desplegado un ambicioso plan de transformación digital, que incluyó la creación de los departamentos de Innovación Financiera y de Seguridad de la Información, así como la implementación del primer Plan Estratégico de Tecnología de la Información (PETI), que ha permitido la actualización de los equipos, sistemas tecnológicos y de seguridad cibernética de la institución.

Transferencias al Tesoro y atenciones al usuario

La SB dijo que en estos dos años se han hecho esfuerzos para el fortalecimiento de la cultura de la ética y la transparencia en la institución. “En sintonía con los principios éticos que enarbolamos, una de las primeras medidas que tomamos al asumir este barco fue darle fiel cumplimiento a la Ley General de Compras y Contrataciones, 340-06, convirtiéndonos en una institución modelo, pues obtuvimos una calificación de 100 en el Indicador de Uso del Sistema Nacional de Contrataciones Públicas en el primer trimestre de este año”, afirmó Fernández W.

El funcionario afirmó que la SB ha acogido las medidas de austeridad dispuestas por el gobierno dominicano mediante el decreto presidencial 3-22, que procura la racionalización del gasto público.
Además, a propósito del contexto de crisis, el ente supervisor ha apoyado al Estado con la transferencia de recursos: de 2020 hasta la fecha ha aportado casi RD$6,000 millones de sus ingresos a la Cuenta Única del Tesoro para ser contemplados en el Presupuesto del gobierno central.

En atención a los usuarios financieros, entre el 17 de agosto de 2020 y el 31 de julio de 2022, la institución atendió 8,000 reclamaciones, con 75% de respuestas favorables a los usuarios.

Posted in Dinero
agency orquidea

Más contenido por El Caribe